Rómulo Ranquehue Marilicán
Taba
Coihaique, Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo

Don Rómulo tuvo contacto con el juego de "la taba" aproximadamente a los 15 años, en la década de los sesenta, época en que se convirtió en un asiduo jugador en la localidad de Murta con motivo de la realización de las carreras a caballo. Siendo ya un adulto con familia e hijos, comenzó a elaborar Tabas de manera autodidacta a través de la observación del juego y motivado por el fanatismo que le provocaba.

"Mi padre ha sido el creador de casi la totalidad de las Tabas existentes en la región, logrando identificar algunas de hechura foránea en los encuentros a los que asiste para surtir a los apostadores del principal elemento del juego, en especial cuando la taba disponible para la competencia no se encuentra en las mejores condiciones o simplemente no existe." Las Tabas de origen foráneo son probablemente argentinas.

El juego de la Taba consiste en lanzar el objeto del mismo nombre en una cancha, dando lugar a apuestas de los espectadores. La destreza del lanzamiento se mide en la forma en que este objeto cae en la cancha, por lo que la elaboración de la taba requiere de una precisión en el equilibrio de su peso. Si esto no se logra, la taba queda cargada ya sea para la puntuación mala o a la puntuación buena.

Para el proceso de elaboración de la taba se requiere de la realización de múltiples tiros, con el fin de evitar su desbalance en el peso, por lo que el Tabero también es un buen tirador. Esta cualidad de la Taba fue la guía que siguió para elaborarlas.

Con el fin de elaborar una Taba en las mejores condiciones para su uso, el tabero debe limar el hueso de un animal adulto de uña partida que compone la parte principal del objeto, así como también las placas metálicas que lo recubren en sus dos caras. Para ello, utiliza limas metálicas, brocas, escofinas, tijeras para cortar latas y esmeriles, galletas para pulir, con las que trabaja hasta obtener el producto deseado. Este proceso puede durar un día completo si la taba se requiere con urgencia.

La elaboración de la taba también conlleva la selección de un hueso de un animal muerto recientemente, lo que significa un proceso de recolección lento, seguido de la cocción necesaria para el ablandamiento y limpieza del hueso.

Es distinguido como Tesoro Humano Vivo 2013 porque a través de su oficio de tabero ha permitido la ejecución del juego de la taba, que es ejemplo de un aspecto lúdico y social de la cultura patogénica, al generar un espacio de encuentro comunitario donde confluyen otras manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial, que refuerzan la identidad local.

Rómulo Ranquehue es un gaucho y cultor patagón, reconocido por ser uno de los últimos que confecciona el implemento con que se ejecuta este tradicional y popular juego característico de Aysén, denominado de igual manera, taba. La taba es un hueso de la pata trasera de un vacuna adulto, que es limado hasta lograr una forma de no más de 10 cm, al que se le incorporan placas metálicas. La taba es lanzada en una cancha delimitada por líneas que la dividen en dos áreas, con un jugador por lado en cada turno, dando lugar a apuestas entre los espectadores. La destreza del lanzamiento se mide en la forma en que este objeto cae a la cancha, por lo que la elaboración de la taba requiere de una precisión en el equilibrio de su peso.

Este juego de tiro ocupa un importante papel lúdico y social que está siempre presente en actividades propias de la patagonia, como las domaduras, corridas de caballo, esquiladas y otras tareas campestres donde se encuentra la comunidad para compartir.

“Aquí en la Patagonia es la única parte donde se usa el juego de La Taba, solamente en la Patagonia en la Provincia de Aysén. Saliendo pa’ allá de Chaitén nadie juega La Taba, ni lo conocen el juego. Es un juego tradicional que entretiene a todo el campesino que le dicen gaucho acá. No hay gaucho que no sepa tirar y jugar La Taba. Si hay un cumpleaños los adultos pasan al tiro al patio a jugar y los otros festejan adentro. No pueden dejar de jugar y apostar la costumbre de La Taba”.

  • Identificador SIGPA: CI2433
  • Fecha de registro: 03-09-2015
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Coihaique
  • Region: Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo
  • Reconocido Tesoro Humano Vivo 2013
Ubicacion
Fotografías
Videos