Baile de los Negros de Lora

Las manifestaciones religiosas populares en Latinoamérica son expresiones que reflejan bien la fusión, característica de nuestro continente, entre la religión católica traída por los españoles y la memoria histórica de sus habitantes originarios. En Chile, si bien existen muchas festividades de esta índole, no hay ninguna que sea tan singular como la que se celebra en Lora, una pequeña comunidad ubicada en el valle del río Mataquito, hacia el interior de la Región del Maule, en donde todos los años, durante el tercer domingo de octubre, se celebra la fiesta de la Virgen del Rosario.

Los orígenes de esta fiesta popular datan de los primeros años de la Conquista, entre 1550 y 1600, luego de que se llevara a la capilla de Lora una imagen quiteña de la Virgen que, según la leyenda, desaparecía de la iglesia una y otra vez, para luego aparecer entre las comunidades indígenas. Entonces, para evitar nuevos “escapes” de la imagen, son los propios nativos quienes deciden llevarla en solemne procesión de regreso hasta su altar. Esta leyenda popular se encuentra hasta hoy inmortalizada en el frontis de la iglesia:

“La imagen quiteña de la Virgen del Rosario fue encontrada por un misionero en medio del caserío indígena. El misionero la llevó de vuelta a la capilla, pero la imagen volvió a desaparecer una y otra vez, retornando misteriosamente al mismo lugar. Se cuenta que a la Virgen no le agradó la forma en que se la había llevado a la capilla así que fue necesario que los mismos indígenas la llevaran de regreso en una procesión. Y es recuerdo de este hecho que se siguió realizando esta ceremonia de cantos, danzas y vestimentas especiales.”

El Baile de los Negros es la denominación popular que recibe el conjunto de expresiones rituales que componen esta fiesta. Consiste en un baile o ejecución danzaria que está a medio camino entre los Bailes Chinos de la zona centro norte y una ceremonia mapuche. En el baile confluyen tres roles claramente diferenciables: los pifaneros que tocan pifilkas y tambores; los compadritos o encuerados, figuras zoomorfas de carácter fantástico ataviadas con pieles, látigos, espadas, máscaras de piel y coronadas por un cucurucho multicolor; y las indias, que constituyen una comparsa de mujeres que usan atavíos típicos mapuche y pintan su cara de negro.

  • Identificador SIGPA: E3138
  • Folio: 2018_001
    Registro
  • Fecha de ingreso: 07-03-2018
  • Resolución: En trámite
Ubicacion
Fotografías
Videos
Cultores colectivos (1)