La Carpintería de Ribera que se desarrolla en la región de Magallanes es un oficio especializado que consiste en la construcción artesanal de embarcaciones de madera, destinadas a actividades pesqueras, de transporte y turísticas, aprendido de forma oral y de la observación, a través de la práctica. Entre los saberes tradicionales que le caracterizan, se identifica un conjunto de conocimientos ecosistémicos sobre la flora local, muy relevante para la selección de maderas nativas en lugares cercanos a Punta Arenas, Puerto Natales, Puerto Edén y Puerto Williams. Así también, destaca el conocimiento sobre mareas, clima y navegación, articulando en ello memorias territoriales indígenas de larga data. 

La carpintería de ribera es una práctica constructiva dinámica adaptada tanto a las características regionales como a las exigencias del mercado local e internacional, incorporando innovaciones materiales y tecnológicas en su expresión y diversidad, transmitidas de generación en generación, a través de redes familiares así como entre compañeros de oficio. 

Como elemento del patrimonio cultural inmaterial, se trata de una técnica artesanal tradicional que integra conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo (Unesco, 2003). Se posiciona como una expresión compleja, que informa de paisajes construidos por movilidad lacustre, ribereña y marítima, incluyendo modelos y ciclos productivos en permanente tensión. Uno de sus aspectos más valorados, es la capacidad de articular diversos elementos del territorio sur austral en perspectiva temporal, logrando a su vez, proyección en el mar austral. Constituye un legado que incorpora la presencia de saberes de navegación y de conocimiento del entorno en territorio Kawéskar (Puerto Edén) y Yagán (Puerto Williams), que indican la integración de estas técnicas constructivas por poblaciones indígenas navegantes. Los carpinteros de ribera documentados en Punta Arenas y Puerto Natales comparten una historia de migración familiar, constando el arribo de la mayoría de ellos o sus familias desde Chiloé, provenientes de las localidades de Hualaihué, Calbuco (Isla Puluqui), Castro (Curahue) y Melinka (localidad aysenina contigua y estrechamente vinculada a Quellón y la isla en general).

La comunidad cultora del elemento se reconoce en relación al ejercicio activo del oficio de construcción de embarcaciones de madera, en todas sus fases, incluyendo en la mayoría de los casos, la búsqueda selectiva de piezas en bosques y aserraderos. Si bien la modalidad de trabajo recurrente del oficio incorpora la participación de otros conocedores de tareas específicas y ayudantes, se plantean distinciones entre éstos y quienes son efectivamente reconocidos como maestros o carpinteros de ribera; ya que los últimos son responsables de la obra en su conjunto y participan de la construcción de las naves, paso a paso, en todas sus etapas. Así también se reconoce que este oficio se ejerce de forma individual, aún cuando congrega la participación de apoyos, sean familiares o "conocidos", para labores auxiliares en astilleros o espacios de trabajo particulares, que se emplazan en cada localidad. 

  • Identificador SIGPA: E3504
  • Folio: 2019_005
    Investigaciones
  • Informe de Investigación Participativa "Carpintería de Ribera en la Región de Magallanes" - U. Austral de Chile. Dirección de Vinculación con el Medio, 2018
  • Resumen del Informe de Actualización de Investigación Participativa "Carpintería de Ribera en la Región de Aysén" - . Subdirección de Patrimonio Cultural Inmaterial, 2020
    Inventario
  • Fecha de ingreso: 28-09-2021
  • Resolución: En trámite
Ubicacion
Fotografías
Videos
Cultores individuales (13)