Fernando Enrique Contreras Leiva
Salamanca, Coquimbo

Nacido en la ciudad de Illapel, en 1937. Fernando Contreras Leiva ha dedicado toda su vida a la trashumancia acompañado de su de ganado ovino y caprino, dedicándose además a prácticas complementarias como el hilado, tejido y conocimiento y utilización de plantas medicinales.Conocido en la vecina ciudad de Illapel como “El ermitaño” dado que habitó por más de 30 años las cordilleras aledañas a esa ciudad, se hizo conocido masivamente mediante la investigación de gestores culturales que lo llevaron a ser entrevistado por el programa “Tierra adentro” de TVN.Tiene sexto de humanidades, estudios agrícolas, comerciales y técnicos. Ha viajado a la Argentina, Uruguay, Bolivia, Perú. En sus recorridos como criancero ha recorrido también la provincia del Choapa de mar a cordillera. Durante más de 36 años se ubicó con su ganado en la postura del cerro Mercedario en Territorio Argentino.Fernando ha acumulado con el correr de los años un gran conocimiento acerca del uso de las plantas medicinales, las cuales distribuye entre los suyos para la sanación de los males. Conoce una amplia cantidad de hierbas, sus propiedades y su utilización; desde la preparación de sumos e ungüentos, friegas frías y calientes, para compresas. Aprendió telar diaguita observando cómo tejían su madre y su abuela, ambas también trashumantes y crianceras de cabras. El telar diaguita es una estructura de cuatros palos enterrados, dispuestos como vértices de un espacio rectangular donde se tejen de forma horizontal tramas de tejidos conforme a diseños originarios del pueblo diaguita. Fernando heredó los diseños que teje de su madre y su abuela.Realiza textiles mediante un proceso completamente natural, desde la obtención de la materia prima: cría ovejas y las esquila; la preparación de la lana: hila en uso y rueca; y el teñido: con plantas, cascaras de frutos naturales, raíces. Las piezas que fabrica van desde los ponchos, frazadas, bajadas de cama, alforjas, mantas para arrieros y crianceros, entre otros. Actualmente y debido a sus años está imposibilitado de viajar a la cordillera. Vive solitario y está deseoso de enseñar su conocimiento a personas interesadas. Los aperos de arrieros y huasos tienen una raigambre muy profunda entre las personas del campo. Estas son prendas que se utilizan diariamente, por lo tanto existe una conexión entre ellas, el individuo y la comunidad, representando claramente los rasgos identitarios que definen la realidad de los arrieros y crianceros.

   

  • Identificador SIGPA: CI2075
  • Fecha de registro: 27-12-2011
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Salamanca
  • Region: Coquimbo
Ubicacion
Fotografías