Juana María Parra Henríquez
Cauquenes, Maule

Juana ParraHenríquez es locera del sector de Pilén Alto. En el marco de la investigaciónrealizada entre 2018 y 2019, se extraen sus citas biográficas sobre su historiacomo locera. “A locear aprendí sola, porque mandaron a mihermana a aprender a locear donde una locera muy antigua, trabajaba muy bonito,entonces a mí me empezaron a hacer burla que andaba mal vestida, porque yo noaprendí a locear; entonces, iba donde una señora que se llamaba ProsperinaAlarcón, a hacer una paila, y entonces, dije yo: “¿Por qué no puedo hacer yo mipaila? si tengo todo lo que tienen las demás”. Me puse a machucar un poco degreda y hallaba que no me quedaba bonita, pero cómo me iba a quedar bonita, siyo estaba empezando y la paila es de una locera vieja po, la hacía y ladeshacía y la volvía hacer de nuevo, hasta que me quedó igual y aprendí, asíaprendí. Tendría unos 16 o 18 años cuando aprendí. Seguí yo no más en mifamilia. Para mí es muy importante, porque trabajo en ese tiempo, había salidocon la greda, me mantenía con mi greda, eduqué a mis hijos con mi greda, hicecompras con mi greda, trabajé mucho la greda, anduve por varias partes, porSantiago, Linares, Talca, Valparaíso, salíamos para poder vender, éramos muchaslas loceras. Y me gustó enseñar, porque si ellas no trabajaban, pero si necesitabanun día sacar la greda, cómo hacerlo, cómo hacer la paila, cómo cocerla, ese esel objetivo, enseñar a los niños, para que no se pierda”.

Juana es socia de la Agrupación Loceras dePilén, sin embargo, señala que es difícil para ella continuar con las responsabilidadesde las socias, de “asistir a las reuniones cuando se cita a reunión y ver lafórmula como van las reuniones”. Esto debido a que ha disminuido su trabajo,pues se enfermó de sus manos con dolencias relacionadas al trabajo con lagreda, sufriendo de artritis y artrosis. “Así que en el invierno fallo mucho,porque no soy capaz de llegar allá”.

Ubicacion
Fotografías