Danzas devocionales y seculares

Ámbito que define los conocimientos, prácticas, organizaciones formales, actividades y estilos dancísticos o coreográficos, en cuanto a aspectos expresivos de la devoción popular, vinculada a un catolicismo popular de carácter semi-autónomo. Incluye manifestaciones de personas y agrupaciones que interpretan estilos de danzas devocionarias con arraigo colectivo, que han logrado permanecer en el tiempo y ser parte de estructural de los sistemas ceremoniales. Se describen los tipos de agrupaciones, cofradías y hermandades que expresan su fe en los diversos rituales y fiestas de religiosidad popular que tienen lugar en el país, principalmente en el norte grande, norte chico y zona central norte de Chile. Se exponen algunos antecedentes históricos, culturales, geográficos, coreográficos e iconográficos.

Los bailes religiosos corresponde a una tradición cófrade que en Chile tiene antecedentes, al menos, desde fines del siglo XVI. Se sabe que esta forma de colectivos de baile asociados a la devoción, corresponde a una tradición gremial de la baja Edad Media en España, por lo que el modelo habría pasado a América, una vez comenzada la colonia. Por otra arte, no se tiene noticias de que en tiempos prehispánicos los pueblos nativos tuvieses organizaciones de cuerpos de danza con carácter corporativo, tal como han sido los bailes religiosos que coloniales que se han mantenido vigentes hasta nuestros días. Esto no quiere decir que antes de 1492 los pueblos americanos no hayan tenido danzas colectivas rituales, sólo que no sabemos si éstas eran propiamente cofradías. Cronistas de la colonia temprana como Ovalle, observaron diversos tipos de bailes que actualmente ya no existen, tales como bailes de indios, bailes de negros, cabezudos, catimbanos, entro otros. De hecho, los bailes de indios y bailes de españoles descritos por Ovalle en sus croquis, no corresponden a ninguno de los bailes religiosos que vemos en la actualidad. Este notable hecho nos hace pensar que los bailes religiosos evolucionan estilística y formalmente, motivo por el cual han mantenido su vigencia y continuidad organizacional.Los bailes chinos son los bailes religiosos con mayor tradición en el territorio nacional. Los más antiguos corresponden al sistema ceremonial de Andacollo, un modelo expresivo que durante el siglo XIX y XX se extendió hasta la pampa iquiqueña por el norte y la zona de Aculeo por el sur, alcanzando fuerte presencia en las regiones de Valparaíso, área sur d la región de Coquimbo y parte de la región de Atacama. Otros estilos antiguos de la zona de Andacollo son los bailes de Turbantes y Danzantes, que sólo han tenido una presencia más local.Con la poderosa influencia de los medios masivos de información y el audiovisual, se ha introducido en el país la práctica de estilos de bailes influenciados por el cine, principalmente en el norte grande, donde en las décadas hace más de 70 años se han organizados bailes que citan imaginarios exóticos y lejanos, como pieles rojas y gitanos. En la misma zona han permanecido bailes antiguos como cuyacas y chunchos, a los que más tarde se les han sumado estilos de bailes de tradición boliviana, principalmente del área Oruro.se trata de bailes de corte más carnavalescos que en Chile han sido adaptados a participaciones ceremoniales, generalmente de corte mariano, tales como diablada, zambo caporal, antawara, tinku, entre otros.

Dominios específicos asociados

Registros (164)