Fidel Osvaldo Inallado Manríquez
Río Ibáñez, Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo

Fidel Inallado es soguero de Bahía Murta. En el marco de la investigación realizada entre 2018 y 2019, se extraen testimonios y citas biográficas sobre su historia como soguero.  “Comencé a los 16 años, con mi papá Apolinario Inallado. Lo veía trabajar y me enseñó a hacer barqueros, tapaduras de botones, rebenques; después aprendí a hacer lazos torzales y trenzados, de 3 y 4. Lo primero que hice fue tejer un rebenque que lleva unos cuantos tejidos. Él me armó uno, para que lo siguiera tejiendo. Después yo he enseñado a tejer, hacer sortijas, cuando salíamos a trabajar en tropa. Llevaba preparada la soga para hacerlas en los días malos. La soga es importante para uno, porque a veces uno anda lejos trabajando, se corta una soga y hay que hacerla. No se puede mandara hacer, por plata, porque es muy lejos. Son útiles para uno. Yo aprendí de un tal Marco Lancastre, en Argentina. Y de otro Huenchul, que trabajaban en otra estancia, pero cuando venían a trabajar donde estaba yo, compraba soga media lista para trabajarlas. Ellos me ayudaban a tejer, aprendí a hacer los pretales, con estrellas y tientos, 10 a 12 tientos, como una costurita ancha. Ahora es muy difícil, a muchos de los jóvenes no les gusta el campo. Yo tengo un hijo que trabaja en soga, aprendió de su tío materno, Modesto Velásquez. Yo vendo sólo por encargo, la gente llega porque me conoce. La soga sirve como entrada económica, en este tiempo que no trabajo en el campo, sólo estoy en el pueblo, me puedo ganar unos pesos. Y tengo para algunos gastos. Mi especialidad es el lazo torzal de tres, queda bonito. Pero ahora con la vista cuesta más, antes lo hacíamos con candil por la noche. Las riendas ahora se usan las de huaso, con una sola sortija; antes todos le ponían muchas sortijas. Los pasos para hacer una pieza comienzan después que se carnea el animal, hay que orearlo que no se seque mucho. Después sacar los tientos, en redondo para lazos. Y para riendas, en lonja a lo largo. Acá se usa menos la costurada por el agua, se echa a perder mucho. La buena para la humedad es la trenzada de 8, las cabezadas de 8, todas trenzadas. Para sobar, la maceteo, la envuelvo con el pelo para adentro. Recién macheteándose, es al paso, no fuerte porque se resquebraja. Después se granea para que quede bonita,refregándola a mano; se empieza por la orilla, ya que por el centro después cuesta más, es de afuera para adentro. Está lista cuando uno ve que no se seca,ni endurece más. Queda blandita, al cortarla queda blanquita. Me encargan piezas para montura y trabajo. Ahora son más largos los lazos, antes eran de cuatro brazadas para monturas; en cambio ahora, sirven para amarrar y son de 7 brazadas. También me han encargado para adorno, un pretal”.

Fidel Inallado reproduce el oficio,de forma tradicional. Trabaja por encargo, fabricando piezas utilitarias para uso personal, principalmente. Nunca se ha vinculado con instituciones, ni con otros sogueros. Tampoco ha dictado talleres, ni se dedica a enseñar aun que propone como idea, la enseñanza del oficio en las escuelas para que no se pierda el trabajo en soga.

  • Identificador SIGPA: CI3730
  • Fecha de registro: 22-12-2020
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Río Ibáñez
  • Region: Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo
Ubicacion