Federico Pate Tuki
El Riu / El Ute
Isla de Pascua, Valparaíso

Federico Pate Tuki tuvo desde pequeño gran predilección por la música de su cultura, el pueblo rapanui. Lo único que quería cantar era el riu y el ute, las canciones de “la gente antigua” que tan bien conocía su difunto hermano, Luis Avaka Paoa, el Papa Kiko, de quien aprendió a cantar siendo un niño. El riu es música alegre, para fiestas y celebraciones, mientras que al ute lo gobiernan la melancolía y el lamento. Actualmente Federico Pate compone y recupera estos dos tipos de canto de la gente rapanui. En ellas se habla de sus ancestros y de los volcanes de la isla; también se tratan las guerras, las fiestas y los sentimientos, como el amor y la amistad. Pero Federico cumple hoy un nuevo rol: es uno de los pocos isleños dedicados especialmente a rescatar y registrar esas letras y melodías antiguas para transmitirlas a los más jóvenes. No en vano, Koro Kutu, forma en que la comunidad rapanui se refiere a Federico Pate, significa literalmente “hombre mayor”: aquel que tradicionalmente está encargado de resguardar el saber ancestral de la cultura rapanui, transmitiendo los valores culturales mantenidos a lo largo de su historia.

Riu es música alegre para fiestas y celebraciones, mientras que el Uté gobierna la melancolía y el lamento. Las antiguas canciones de la gente rapanui que Federico hoy se esfuerza por mantener con vida, hablan de sus ancestros y de sus volcanes, de guerras y de fiestas, con la alegría y solemnidad de una cultura milenaria.La isla más remota del planetaDesde el primer contacto entre europeos y rapanuis del que se tiene registro, el 5 de abril de 1722, cuando marinos holandeses atracaron en la isla de Rapa Nui un domingo de resurrección, esta cultura isleña y sus habitantes han sido una fuente permanente de misterio y fascinación.

Las cientos de enormes esculturas megalíticas que encontraron allí esos primeros exploradores europeos, junto a la ausencia casi absoluta de arboles o cualquier otro material con que trasladar esas enormes moles, dejó a los holandeses profundamente impresionados. De hecho, el nombre mismo de la isla aún genera debate. Entre las versiones más tradicionales están los nombres de: Te Pito o te Henua" (El ombligo del mundo); Te Pito o te Kainga" (la matriz) y Mata ki te rangi" (ojos que miran al cielo), aunque no existe un consenso sobre cuál sería el verdadero; incluso el que finalmente fue adoptado por los propios pascuenses para referirse a su isla, Rapa Nui" (isla grande), fue obra de nuevos marinos extranjeros que, provenientes esta vez del sudeste asiático, la bautizaron así durante el siglo XIX por su parecido con otra isla más pequeña, Rapa Iti" (isla chica), ubicada en plena polinesia y a más de 5000 kilómetros al oeste.Sobre el origen de quienes fueron realmente sus primeros descubridores existe, a su vez, más de una hipótesis, aunque la con mayor aceptación y sustento apunta hacia los experimentados navegantes de la antigua civilización polinésica, quienes viajando desde el oeste en su búsqueda constante por nuevos territorios, habrían llegado a Rapa Nui alrededor del siglo V a.C, o sea, hace más de 2 mil quinientos años atrás.

Los escépticos más entusiastas, comandados por el difunto explorador noruego Thor Heyerdhal, seéalan que la presencia de vegetales propios de América en diferentes islas de la Polinesia, como el camote, sería suficiente para refutar la teoría de migración polinésica, y situaría claramente los orígenes de la civilización rapanui en la América precolombina, más concretamente en la cultura pre incásica de Tiahuanaco. Su hipótesis, sin embargo, ha sido ampliamente rebatida. Conocidos por su fama de navegantes y a pesar de las enormes distancias que involucra atravesar el Océano Pacífico, es bastante más razonable pensar que fueran los propios polinésicos quienes desembarcaran en algún lugar del continente durante la época dorada de su civilización, valiéndose de todos los elementos que la naturaleza podía entregarles, incluyendo datos astronómicos, rutas migratorias de las aves y el comportamiento de las corrientes marítimas, para explorar y colonizar un territorio realmente gigantesco, llevándose consigo plantas como el camote de regreso a sus islas.Fruto de estas oleadas migratorias, y a pesar del extremo aislamiento en que vivieron sus primeros habitantes, la isla grande de Rapa Nui llegaría a convertirse en uno de los procesos civilizatorios más fascinantes en la historia de la humanidad.

  • Identificador SIGPA: CI259
  • Fecha de registro: 25-10-2011
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Isla de Pascua
  • Region: Valparaíso
  • Reconocido Tesoro Humano Vivo 2011
Ubicacion
Fotografías
Videos