Bernardo Hermosilla Solís
Carpintero / Tejuelero
Chile Chico, Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo

Don Bernardo Hermosilla Solís es un reconocido tejuelero y carpintero de madera gruesa del poblado de Mallín Grande en la comuna de Chile Chico, región de Aysén, además de uno de los precursores en la fundación de este poblado en 1993. Nació en la comuna de La Unión en la región de Los Ríos en 1917. Su familia se traslada a las tierras del actual Mallín Grande cuando tenía 9 años, en ese entonces no existían pueblos, ni ciudades en la región y la familia debía hacer de todo para subsistir. Es en este entorno donde Don Bernardo aprende de su padre labores de construcción, destacándose en el labrado de madera y tejueleo artesanal.

Don Bernardo aprendió el oficio de la madera y la construcción de su padre. Con ojo observador y carácter dedicado, perfeccionó la técnica a lo largo de los años, siendo un reconocido carpintero en varios sectores del Lago General Carrera y empleado para esta labor por la –en ese entonces– Sociedad Inglesa Belga ubicada en Puerto Tranquilo, hecho que recuerda con mucho orgullo.

La explotación y uso de la madera en los bosques nativos, ha sido una constante cultural desde tiempos remotos. Los primeros pobladores llegados a la región de Aysén encontraron en la madera la fuente para construir sus viviendas. Don Bernardo fue el constructor carpintero de las primeras casas de la Villa Mallín Grande, donde donó parte de los terrenos para que se construyera una escuela, posta y capilla, participando además en la tarea de construcción de estos servicios.

En cada oficio maderero trabajó principalmente con lenga, la que está adaptada para crecer en lugares de climas fríos y fuertes vientos, donde ninguna otra especie suele adaptarse. Esto la convierte en una especie firme, la que al ser más dura es más pesada, más variada y difícil de trabajar, sin embargo él nos cuenta que es de gran duración y tiene tonos bellos y textura atractiva, ideal para diseños que quieran honrar a la naturaleza.

Su labor como tejuelero también comenzó de niño, mirando a su padre, y al ser de naturaleza observadora como perfeccionista, desarrolló la técnica a lo largo de los años, llegando a ser reconocido en este oficio. Cuenta que le gustaba hacer tejuelas, ya que era un trabajo pequeño pero grande a la vez “... porque son chicas pues, pero se necesitan muchas, así que es grande al final...”.

La tejuela es usada como material de revestimiento en la arquitectura de la región de Aysén. En sectores como Chile Chico, Mallín Grande y Puerto Guadal, se ve complementada por la construcción de paredes de barro, siendo sólo el techo de tejuelas. Para el caso de Don Bernardo, desarrolló ambas técnicas, pero se destacó fuertemente en la hechura de tejuelas, práctica hoy casi en extinción, sin embargo aún siguen vivas construcciones que él mismo trabajó.

Conversar con él es un honor, ya que a sus 100 años recuerda hechos de suma relevancia del sector, desde contadas de la guerra allí ocurrida, asentamientos y vecinos que llegaban y se iban, como la creación de su querido pueblo, y en cada anécdota entregada, se nota esa mezcla de orgullo y esfuerzo que significó la vida para quienes forjaron la región. Sus recuerdos son objetivos y muy pocas veces emite juicio político o de otro estilo más que no sea referido al orgullo que pone en su gente, sus vecinos y pares que junto a él forjaron este sector de Aysén.

  • Identificador SIGPA: CI3120
  • Documentador: Agrupación Cultural, Patrimonial y Medioambiental Rescatando los Valores del Fogón
  • Fecha de registro: 13-03-2018
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Chile Chico
  • Region: Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo
  • Cultor destacado 2017
Ubicacion
Fotografías