Bernardino Bórquez Low
Quellón, Los Lagos

Bernardino Bórquez Lobos nació en julio de 1923 en la isla Coldita, Chiloé, Región de Los Lagos. Creció en el campo, siendo sus padres agricultores, dedicados principalmente a la siembra de papas, como también a la pesca y recolección de mariscos. En un entorno completamente rural, alcanzó air dos años a la escuela, para luego empezar a trabajar desde muy pequeño en elcampo, especialmente cortando leña, iniciando de este modo su vínculo con el trabajo de la madera.

El primer oficio en que se desarrolló Bernardino fue la albañilería en construcción de viviendas, que aprendió trabajando en Sarmiento, Argentina, bajo el mando de capataces alemanes que le enseñaron cómo cortar adobe y ladrillos. También conoció las principales herramientas y técnicas de la carpintería. Al no encontrar trabajo en la construcción de viviendas, Bernardino decide incursionar en la carpintería de ribera, puesto que la demanda de embarcaciones era mucho mayor a la de habitaciones. Sin embargo, nadie en su familia desarrolló aquel oficio del que pudiese aprender, consultó a carpinteros cercanos de donde vivía si podían enseñarle, pero estos no quisieron. Frente a tal escenario decidió comenzar de forma autodidacta, fabricó su propia caldera para preparar la madera, con un tambor y una caja de madera, calentaba el agua y por una cañería tiraba el vapor. Así realizaba el procedimiento de coser la madera. Menciona que le salió sensacional y así fue aprendiendo solo “no, no me enseñó nadie, nadie, nadie. Nunca trabajé con nadie, aprendí solo”.Aunque, las primeras fabricaciones no fueron un éxito de a poco se fue perfeccionando. 

Así, con el desarrollo de dibujos, diseños de planos y maquetas de embarcaciones, además del acercamiento al trabajo con la madera que le había entregado el oficio de albañil y con elapoyo de un libro sobre construcción de ribera que tuvo la oportunidad de adquirir en Argentina, Bernardino adquirió las distintas habilidades necesarias para la construcción de embarcaciones. Su primera construcción fue un pequeño bote con espejo que realizó en isla Coldita, hecho a partir de madera de Ciprés que en esos años obtuvo de la zona, ya que, en esos años dicha madera era abundante y no existían las restricciones actuales. Para la cuaderna utilizó madera de Arrayán y Mañío. Recuerda que si bien esta primera embarcación le quedo “mediotorcida”, servía para navegar.

Cuando se trasladó a vivir a Punta Arenas, desarrolló poco el oficio de carpintero de ribera, ya que había más trabajo como albañil. Sin embargo, de igual forma pudo construir embarcaciones, principalmente con madera de Coigüe. Fabricó dos embarcaciones en Punta Arenas, con una de ellas navegó hasta Castro, se llamaba Hanga Roa “Si,me vine a Chacabuco, y desde ahí me vine navegando por acá en un barco, en el ‘Concepción’, me vine”.La trajo montada en un barco que se llamaba Concepción hacía Castro. Dicha embarcación tenía once metros de eslora, tres coma tres de manga y uno coma treinta de puntar. Al llegar a Chiloé, utilizó la embarcación para labores de pesca.

Bernardino estuvo veinte años trabajando en el Estrecho de Magallanes, regresando a Quellón el año 1973 para establecerse definitivamente, trabajando de forma particular en la pesca y comercialización de los productos que extraía. En Quellón elaboró un taller, cercano a su casa, donde fabricaba sus embarcaciones. A lo largo de su trayectoria como carpintero de ribera, entre Chiloé y Punta Arenas, Bernardino construyó alrededor de 33 embarcaciones en total, alcanzando algunas incluso a las treinta toneladas. Bernardino trabajó ocasionalmente con su padrastro, o contrataba a algunos ayudantes para que colaboraran en algunas tareas específicas.

A la vez, les enseñaba el oficio, pero la mayor parte de su carrera como carpintero de ribera la realizó sólo. Sus primeras embarcaciones fueron construidas con puras herramientas manuales como: “Las prensas, el hacha de mano, las suelas, el martillo, serrucho, la escuadra”, lo cual implicaba un mayor trabajo y esfuerzo. Así, durante el periodo de mayor demanda de embarcaciones debido al auge de la pesca, Bernardino construyó botes y lanchas, específicamente cuando retornó de la Patagonia a Quellón, como las lanchas buceadoras, que alcanzaban los quince metros.

El proceso de construcción de una embarcación iniciaba con la búsqueda de la madera, donde Bernardino por lo general la encargaba a personas dedicadas exclusivamente a extraer madera para construcción o para la leña; Sin embargo, de igual forma iba a buscar, dentro de isla Coldita como el Mañío y Tenío, mientras el Ciprés que es la madera más adecuada para la cuaderna la conseguía en Isla San Pedro. Bernardino privilegiaba los periodos de luna menguantes para cortar la madera, puesto que dicha práctica le aseguraba que la madera sería firme y no se partiría. De tal forma, la elaboración de la embarcación finalizaba con la celebración y botadura de esta, ocasión en que se reunía toda la comunidad local en torno a un asado, música del acordeón y la cueca.

Bernardino tuvo la oportunidad de ayudar a algunos carpinteros de ribera a perfeccionar sus técnicas y así también traspasar parte de los conocimientos y experiencias acumuladas en el rubro a lo largo de los años. Reconoce que el oficio enfrenta numerosas dificultades en la actualidad, principalmente por la escases de madera y medidas de protección a los bosques, generando incertidumbre en relación al desarrollo de la carpintería de ribera tradicional.

Bernardino Bórquez construyó su última embarcación a los noventa años, en la actualidad se encuentra retirado del oficio, sin embargo es portador de saberes y experiencias asociadas al desarrollo de la carpintería de ribera en la zona durante la primera mitad del siglo XX.

  • Identificador SIGPA: CI3620
  • Fecha de registro: 06-05-2020
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Quellón
  • Region: Los Lagos
Ubicacion