Arturo de Jesús Lucero Zamorano
Pichidegua, Libertador General Bernardo O'Higgins

Don Arturo Lucero Zamorano ha desarrollado su arte como maestro constructor en ruedas de agua en el sector de Larmahue, Pichidegua por más de cincuenta años. Este maestro ha sido heredero de la técnica de ejecución de ruedas de agua de los antiguos maestros constructores como Rafael Arriaza, Benito Romo, Loreto Yañez y Juan Arenas, ninguno de ellos activo a la fecha. A pesar de la enseñanza recibida tras horas de observación y de aplicación, Arturo Lucero supo ir más lejos y perfeccionar la técnica de manera autodidacta.

Nunca han existido documentos ni planos de construcción de ruedas de agua. Por eso, cada rueda es diferente de las otras; su ejecución es correspondiente con las características específicas de la corriente en cada tramo del canal Almahue: su diseño particular responde al esfuerzo al que debe ser sometida y al tipo de campo de cultivo que tiene que regar.

Las ruedas de Larmahue han dado a conocer al sector en donde se emplazan. Pero también han trascendido hasta el nivel regional. Sin embargo, poco se sabe de ellas a nivel nacional. Estas ruedas fueron construidas a partir de la primera década del sigo XX por el Sr. Celco Zamorano para captar agua del canal Almahue y regar los campos de cultivo al crear un sistema de riego campesino singular como respuesta a las agrestes condiciones del secano o rulo. Dicho sistema hidráulico fue replicado por sus vecinos que hasta el día de hoy se mantiene por los pequeños propietarios agrícolas.

Las ruedas de agua, con el tiempo, se han convertido en parte fundamental de un paisaje campesino de la cuenca del Río Cachapoal, en la zona central de Chile. Por ello no es de extrañar que las ruedas de Larmahue integren la heráldica municipal y que se hayan cargado de premios honoríficos tales como "Monumento histórico", en 1998; "Patrimonio Mundial en peligro de extinción "World Monuments Watch, en 2002 y "Sello Bicentenario", en 2009.

Con todo, el abandono y la falta de interés de interés por parte de las autoridades nacionales ha sido evidente. Las ruedas de Larmahue merecen, sin duda, un permanente plan de mantención y reparaciones, por el simple hecho de ser un patrimonio material que da vida a un pequeño valle, al transportar el agua necesaria para verdecer los campos del secano de O"Higgins. Se suma a ello la singularidad de su diseño. Su estructura ni siquiera replica modelos que le antecedieron (las azudas españolas y musulmanas). Su imagen es llamativa y pintoresca, por eso está presente en la memoria colectiva de los habitantes de Pichidegua, manifestada en las diversas expresiones materiales de la artesanía popular y la heráldica municipal.

En el año 1998 17 ruedas de agua de Larmahue fueron declaradas Monumento Nacional , por el CMN.

Por ser uno de los pocos constructores y reparadores de las ruedas de Larmahue, elemento icónico e identitario de la zona, y que es valorado por su aporte a la sustentabilidad, con el dominio de una tecnología tradicional basado en el uso y cuidado del recurso hídrico, es que don Arturo Lucero Zamorano ha sido reconocido como "Tesoro Humano Vivo" el año 2014.

  • Identificador SIGPA: CI2015
  • Fecha de registro: 09-12-2011
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Pichidegua
  • Region: Libertador General Bernardo O'Higgins
  • Reconocido Tesoro Humano Vivo 2014
Ubicacion
Fotografías
Videos