Alejandro González González
Acordeonista / Alférez andino / Cantero / Carnaval andino
San Pedro de Atacama, Antofagasta

Alejandro González nació en el año 1933, vive la localidad de Toconao en la comuna de San Pedro de Atacama, región de Antofagasta. Es reconocido en su comunidad principalmente por ser soporte de dos manifestaciones tradicionales: su música y su aporte ritual al carnaval atacameño y su conocimiento del oficio de artesano en piedra liparita. Ambas prácticas las aprendió durante su infancia, a través de la observación de otros músicos y artesanos de su comunidad.

Como músico, compone e interpreta canciones durante el carnaval, oportunidad en la que toca el acordeón y lo acompañan músicos con el bombo y el triángulo. Don Alejandro ha entregado su vida a salvaguardar esta música. Año a año para el carnaval, va junto a su familia por las casas de Toconao tocando cuecas nortinas y coplas. Con su familia inició su participación desde hace alrededor de 60 años, participando activamente en su comparsa como alférez, donde es conocido como “El Pije”, sobrenombre que heredó de su padre. Su comparsa se destaca como la única que desentierra el carnaval en la cantera del pueblo. Conjuntamente, organiza la fiesta y abre su casa al pueblo, por la que pasan decenas de personas durante la festividad. Junto a él toda su familia lo acompaña con cantos y danzas, en una festividad que dura cuatro días en honor a la Pachamama, para que esta procure la fertilidad y la reproducción de su comunidad.

Comparte su pasión por la música con el tallado en piedra liparita, actividad que ha desarrollado desde su juventud a través de diferentes técnicas. Sus esculturas y figuras tienen usos rituales, funcionales y ornamentales, se caracterizan por representar objetivos y animales propios de la zona, realizando, por ejemplo, una reproducción a escala de la torre de Toconao.

Don Alejandro es una figura reconocida en su comunidad y en su pueblo, al representar y realizar prácticas que implican una serie de saberes y oficios tradicionales propios de la cultura atacameña. Es así que este cultor, como individuo, encarna un importante legado, tanto por su aporte musical y ritual, como por las artesanías que elabora.

Reconocimiento Tesoros Humanos Vivos 2011


Obtiene el Reconocimiento Tesoro Humano Vivo por haber dado continuidad a las costumbres de Toconao, valorando especialmente su calidad y entrega en la interpretación y composición de la música tradicional, y el tallado en piedra liparita.

Ubicacion
Fotografías
Videos