Adrián Roberto Zúñiga Mansilla
Calbuco, Los Lagos

Roberto Zúñiga es un carpintero de ribera, con casi 40 años de experiencia y práctica en la construcción de embarcaciones de madera, desde pequeñas hasta grandes lanchas pesqueras de varias toneladas. Desde hace unos 15 años dedica buena parte de su tiempo a construir y colaborar en la recuperación y rescate de lanchas veleras chilotas de madera, embarcaciones que prácticamente han desaparecido del archipiélago de Chiloé, siendo reemplazadas por embarcaciones a motor y fibra de vidrio. Roberto construye embarcaciones usando técnicas, herramientas y materiales tradicionales, los cuales han se vienen utilizando desde la época colonial.

Los carpinteros de ribera han existido casi a todo lo largo de la costa chilena, sin embargo, se trata de una actividad en franca retirada y con riesgo genuino de desaparecer totalmente. Los “Maestros de Ribera” son artistas a la hora de combinar sus conocimientos en maderas con la navegación, y sus barcos reflejan parte de la cultura chilota de nuestro país. Principalmente, con maderas nativas de Ciprés de las Guaitecas, Mañio, Ulmo, Teneo, y Coigue, los llamados “Maestros de Ribera”, trabajan en cuadrillas de tres personas, durante seis meses, para construir una de estas embarcaciones. Por herencia familiar, el oficio es transmitido de padres a hijos: las medidas y líneas del barco, son aprendidas de memoria y se trabaja a partir de modelos a escala y proporciones establecidas, sin planimetría.

Antiguamente las Lanchas Chilotas eran la única manera de transportarse por los canales del sur, en las provincias de Llanquihue Chiloé y Palena. En Puerto Montt se realizaba el comercio, y se cargaban con animales, alimentos, ropas y familias completas. En un comienzo fueron embarcaciones abiertas (sin cubierta), con pequeños castillos en la proa y popa que luego fueron cerrados. Su tamaño va de los 8 a 10 metros de eslora (largo) y la manga (ancho) es un 40% aproximadamente de la eslora. Se caracterizan por ser muy estables para navegar, son de fácil maniobra y calan (profundidad de la embarcación, máxima dimensión sumergida del casco medida verticalmente) bastante poco. Su estructura se basa en la curvatura natural de las maderas nativas. Generalmente las velas son de algodón. Estas características permiten a la embarcación navegar con fuertes vientos, mareas que varían diariamente unos 7 metros, gran oleaje y corrientes.

  • Identificador SIGPA: CI2010
  • Fecha de registro: 05-12-2011
  • Tipo: Cultor individual
  • Género: Masculino
  • Comuna: Calbuco
  • Region: Los Lagos
  • Cultor destacado 2011
Ubicacion
Fotografías