Jesús Nazareno de Caguach

fiesta popular
Documentado por: Dirección Regional Los Lagos

Reseña

“El Cristo de Caguach es la memoria histórica y afectiva de un pueblo; el lazo entre generaciones y entre geografías dispersas”” (Cárdenas y Contreras 2008:72)

La celebración de Jesús Nazareno de Caguach es una de las principales festividades religiosas del sur de Chile, en ella se congregan miles de fieles provenientes de toda el área de influencia cultural de Chiloé, desde la Región de los Ríos por el norte a Magallanes por el sur, incluyendo a la Patagonia Argentina. Esta festividad es una instancia centenaria de encuentro para quienes tienen sus raíces en el archipiélago.

“La festividad y devoción se despliega en torno a la figura de Jesús de Nazaret, representado en su pasión durante el vía crucis, con el rostro y manos ensangrentadas y cargando la cruz en el camino al calvario. La suya es una imagen de vestir de más de dos metros de talle, con cabeza de madera policromada y bruñida, ojos de cristal y larga peluca de pelo natural…El día principal de los actos litúrgicos es el 30 de agosto. Éstos se encuentran precedidos por una novena que se inicia el 21 de agosto y termina en una fiesta de cabildos el 31”. (Moulian, 2011:108)

Esta festividad renueva el compromiso adquirido por los ancestros de los habitantes de los “cinco pueblos” Apiao, Alao, Tac, Chaulinec y Caguach, hace más de doscientos años, convocando a los cabildos, fiscales y patrones de las iglesias de estas islas en la organización de los múltiples rituales que convergen en la celebración religiosa, teniendo la responsabilidad principal los anfitriones de Caguach.
“El fiscal de Caguach es el encargado de dirigir los actos masivos (novena, procesiones, “rodeo”) y liderar los rezos y cantos de fe. Colaboran con él las congregaciones de “Jesús Nazareno” y las “Hijas de María”, que encargan especialmente del ornato y aseo del templo. El patrono es el individuo directamente vinculado con la imagen y la festividad, por lo tanto en esta ocasión adquiere más importancia que el fiscal. Aunque por la envergadura que ha adquirido la fiesta, el cabildo ha absorbido muchas de estas funciones y el patrono fundamentalmente actúa como coordinador de lo que ocurre al interior de la iglesia. También es él quien encabeza la Procesión de las Banderas, con los restantes patronos de los “cinco pueblos” ”. (Mercado. 2006, p-243)

Los preparativos para el Nazareno comienzan con las “fiestas de nombraciones” o “fiestas de roscas” del Cabildo de Caguach. El 25 de julio se efectúa la entrega de cargos, donde se da la salida del Supremo del año anterior y el 14 de agosto se celebra la renovación del Cabildo con la ascensión de un nuevo Supremo para la festividad que se celebra a fin de mes. El cabildo de Caguach se encuentra compuesto por niños, pero son sus padres y sus familias quienes acogen las obligaciones devenidas de sus cargos.

La novena de Jesús Nazareno se inicia el 21 de agosto y culmina el día 29, en ella se reúnen todas las tardes a rezar y entonar gozos los fieles venidos de diversos lugares, comenzando sólo con los habitantes de Caguach, para terminar con personas de toda la patagonia.
El 23 se celebra “la preba”, regata de chalupas en la que compiten los miembros de las comunidades de Caguach y Apiao, simbolizando la competencia llevada a cabo en 1778 entre los “cinco pueblos” para albergar a la sagrada imagen, dando inicio a este culto en la isla de Caguach. El fiscal, los patrones y el cabildo de la comunidad de Apiao hacen su llegada este día junto a sus imágenes, quienes han escoltado a los preberos en su recorrido marítimo.
El día 25 de agosto llega la comunidad católica de Tac y el 27 arriban a Caguach los fieles de Alao y Chaulinec. La misa en nombre de los “cinco pueblos” se realiza el día 28 de agosto, con la procesión del Santísimo Sacramento por los altares de todas las imágenes congregadas.

Uno de los ritos más llamativos de esta celebración es la procesión de las banderas, que se realiza cada 29 de agosto. En él los patronos de las imágenes baten sus estandartes en la amplitud de la cancha de procesión. Al anochecer de este día se lleva a cabo el vía crucis como conmemoración de la pasión de Jesús Nazareno.

El 30 de agosto, día principal de las festividades, aumenta el tráfico de las lanchas que desde las primeras horas traen a los peregrinos para los actos centrales. El toque de campanas anuncia el comienzo de la misa principal cerca del mediodía. Esta ceremonia es encabezada por el Obispo de la diócesis de Ancud, acompañado por varios sacerdotes y religiosas. Al término de la misa se da paso a la procesión de las imágenes que son llevadas en andas por sus patronos y promeseros en el recorrido de la amplia explanada. Las imágenes son acompañadas por miles de devotos, y por los cabildos, congregaciones y cofradías, que portan sus banderas y estandartes, sobresaliendo los arcos engalanados de las princesas del cabildo. A los portadores de banderas y estandartes se suma la banda de pasacalle, que acompaña al ritmo del acordeón, guitarra, caja y bombo todo el recorrido de la procesión.

Hace algunos años, la introducción del megáfono para guiar la procesión ha hecho tomar protagonismo a quién dirige las palabras y canticos por este medio, muchas veces opacando la sonoridad de los canticos de los devotos y la música de la banda de pasacalle.

Al finalizar la procesión la mayoría de los fieles se vuelcan a la playa para emprender la travesía de vuelta a sus hogares, sin embargo para los anfitriones, los cabildos de los “cinco pueblos”, queda un día más de celebraciones, las que culminan con la fiesta de cabildo el día 31 de agosto.


Esta celebración fue establecida en 1778 por Fray Hilario Martínez, misionero franciscano que habría traído consigo la imagen de Jesús Nazareno hasta Chiloé.

Cuenta la leyenda que esta imagen se encontraba en un principio en Tenaún, pero el sacerdote decidió llevarla a otro lugar, debido a terribles agravios que habría sufrido en dicho pueblo. La salida épica de Fray Hilario Martínez de Tenaún se habría realizado gracias a la unión de los fieles de diversas islas del mar interior de Chiloé, quienes conducen en sus piraguas al padre junto a las imágenes de la iglesia hasta la isla de Teuquelin, en el archipiélago de las Desertores, para sellar ahí el acuerdo de “los cinco pueblos” en torno al asiento definitivo del Divino Jesús Nazareno. Los isleños participantes de esta hazaña habrían acordado una competencia de remos para obtener el cuidado de la imagen del Nazareno en su capilla. La competencia fue ganada por los remeros de la isla Caguach y Fray Hilario habría aprobado esta resolución.
Desde entonces “los cinco pueblos”, Apiao, Alao, Tac, Chaulinec y Caguach, se congregan año a año los últimos días de agosto para venerar al milagroso señor de Chiloé en la iglesia de la isla Caguach.

“El 10 de mayo de 1778 se levanta un acta que testimonia el traslado definitivo de la efigie al sitio que ocupará hasta el fin de los siglos. La firman los señores alcaldes y casiques de la cabecera de Caguach, don Pablo Guachín y don Manuel Unquén y Fray Hilario Martínez” (Cárdenas y Contreras 2008: 70)

En cuanto a la figura de Jesús Nazareno, se trata de una imagen de vestir confeccionada en madera, con el rostro y manos recubiertas por un fino policromado, ojos de cristal y pelo natural, replicando con gran realismo la figura sufriente de un hombre occidental cargando la cruz. En el trabajo de Isidoro Vásquez de Acuña sobre santería chilota se expone el siguiente análisis de la imagen “En todo es semejante a los nazarenos andaluces del barroco, acentuado por su larga peluca de cabellos naturales, sus potencias plateadas y la riqueza y variedad de sus atuendos…Este Nazareno, que carga una cruz sobre su hombro derecho, posee características comunes con sus congéneres españoles del siglo XVII y comienzos del XVIII” (Vásquez de Acuña 1994:42, en Cárdenas y Conteras 2008: 81)

Una de las trasformaciones importantes que ha tenido la festividad de Jesús Nazareno de Caguach es la incorporación de una celebración en época estival. En 1978, con ocasión del bicentenario de esta tradición, los cinco pueblos deciden realizar una versión de verano la tercera semana de enero, concurrida también por mucho fieles y turistas.

Referencia bibliográfica


Cárdenas Renato y Constantino Contreras. 2008. “Patrimonios Religiosos de Quinchao. Caguach, Isla de la Devoción”. Centro de Iniciativas Culturales del Museo de la Evangelización de la Iglesia Santa María de Loreto de Achao. Imprenta Ojoentina, Santiago.

Mercado, Claudio. 2006. “Cartografía de la Memoria. Fiestas Populares Tradicionales de Chile”. IPANC. Taller Gráfico, Ecuador.

Moulian, Rodrigo. 2011. Gozos de Santo. Fiesta, Ecumenismo y Heteroglosia. Imprenta América, Valdivia.

Entrevista personal. Ramón Yañez - Profesor y folklorista. Encargado de cultura Ilustre Municipalidad de Quinchao.

  • Folio CNCA: 837

  • Tipo: Fiesta Popular

  • Fecha de registro en SIGPA: 04-11-2013

  • Ubicación: Región de los Lagos - Quinchao

  • Fecha de inicio: 21 de agosto

  • Fecha de término: 31 de agosto

  • Día principal: 30 de agosto

  • Visto 1998 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Julia Walker
    Sugerir Revisión