Fiesta de Cuasimodo

fiesta popular
Documentado por: Asociación Nacional de Cuasimo Asociación Nacional de Cuasimo

Reseña

Demostración de religiosidad y/o piedad popular originaria y propia de Chile, que en forma de fiesta consiste en acompañar en la entrega de la comunión a todos los creyentes que están impedidos de acercarse por sus propios medios a la celebración de la santa misa católica (ancianos, minusválidos y enfermos de la comunidad). Esto es una forma de llevar la comunión a los fieles, por parte de los sacerdotes, cumpliendo con lo establecido en el Concilio de Trento (1545-1563) donde se acordó la obligación de comulgar en Pascua de Resurrección o al menos una vez al año.

Su nombre proviene de la frase "Quasi modo gentini infantis..." que se traduce: "Como niños recién nacidos" como una metáfora a la inocencia y la pureza. Expresión tomada de la primera carta del apóstol Pedro, en el registro latino, de la antífona introductoria del segundo domingo de Pascua de Resurrección.

Esta fiesta comienza al alba en donde un sacerdote lleva las ostias consagradas en un cáliz y acompañado de una escolta fieles, denominados Cuasimodistas. Los Cuasimodistas se caracterizan por su vestuario, esmero en adornar sus medios de transporte la y forma de aclamar, durante todo el recorrido, la resurrección de Cristo por medio de rezos y alabanzas "gritados" por un fiel (guía de la columna o grupo) y que es respondido y/o complementado por fieles en forma de coro. A modo de ejemplo el guía reza "gritando": santo, santo, santo señor dios del universo/ejércitos, lleno están los cielos y la tierra de la majestad de tu gloria y los fieles responden a coro "gritado": gloria al padre, al hijo y al espíritu santo.

En cuanto a la vestimenta de los Cuasimodistas, esta consiste en llevar un pañuelo cubriendo la cabeza del fiel como un signo de respeto religioso y cubrir sus hombros con una esclavina prenda que remeda a la casulla del sacerdote. Existiendo libertad en la lección de los colores y la decoración de estos atuendos, respetando la tradición familiar y del lugar.

Destaca la costumbre previa y/o de preparación, para participar como Cuasimodista en esta fiesta religiosa, el cumplir con un "tiempo de Cuaresma" en señal de recogimiento y que finaliza al terminar la fiesta.

La entrega de la comunión, por parte del sacerdote y ministros de comunión, sigue un recorrido preestablecido en donde los fieles son preparados previamente para recibir a Cristo resucitado; en conformidad a esto, las familias esperan con señales en el camino como: banderas blancas /amarillas, un altar y adornos con palmeras y ramos la llegada de la comunión a sus hogares con alegría.

Es costumbre la gran afluencia de fieles y público que esperan el paso de Cuasimodo durante todo el recorrido celebrando con aplausos, pañuelos y algarabía el desfile de jinetes a caballos, carruajes, bicicletas u otros vehículos adornados con gran esmero para esta ocasión.

La fiesta de cuasimodo termina con la entrega de la última comunión inscrita y/o espontánea del recorrido, finalizando en una parroquia o capilla en donde el sacerdote entrega una bendición y agradecimientos a todos los Cuasimodistas y participantes.

Juan Pablo II, en la ciudad de La Serena el 5 de Abril de 1987, afirmó: "Cuasimodo es una singular expresión de piedad popular, única en su género en el mundo y que se constituye en un verdadero tesoro del pueblo de Dios".

La fiesta de Cuasimodo es celebrada a lo largo de casi todo Chile, con énfasis la zona centro. Dentro de las localidades y grupos de Cuasimodos que mantienen viva esta tradición y que además participan de la Asociación Nacional de Cuasimodistas de Chile, podemos mencionar a: Arica, Iquique, Calama, La Calera, San Felipe, Los Andes, Viña del Mar, Limache; Valparaíso, Til Til, Lampa, Batuco, Colina, Quilicura, Huechuraba, Conchalí, Renca, Pudahuel, Recoleta, Independencia, La Reina, La Florida, Lo Barnechea, San Bernardo, Cerro Navia, Quinta Normal, La Legua, Maipú Pirque, Paine, Curacaví, El Monte, Peñaflor, Talagante, Padre Hurtado, Malloco, Isla de Maipo, Melipilla, Peumo, La Estrella, Marchihue, Peralillo, Rengo, Pichidegua, San Francisco de Mostazal, Santa Rosa de Pelequén, Rancagua, Machalí, San Vicente de Tagua Tagua, Alto Jahuel, San Fernando, Valdivia, Osorno, Coyhaique, Chaitén, Punta Arenas e Isla de Pascua.


Breve reseña histórica: Si bien aún no hay un acuerdo en torno a la fecha estimada y el primer lugar en donde se inició la celebración de esta fiesta, se estima que Cuasimodo surge durante el inicio del periodo republicano. Siendo sus primeros registros correspondientes a la prensa escrita o crónicas. María Graham, viajera Británica que estuvo en el país en 1822, describe en su diario "De mi residencia en Chile" el paso de fieles que acompañaban la entrega de la ostia consagrada a un moribundo. El Mercurio de Valparaíso, en un artículo denominado "Paseo a Quillota" (31 marzo al 02 abril de 1842), describe, entre otras fiestas religiosas relacionadas a la semana santa, la reunión de jinetes que acompañaban al sacerdote para entregar la comunión a los enfermos en Renca. Informes del párroco de la comunidad de Lampa al arzobispo de Santiago en 1857, constata que el restablecimiento de la Archicofradía del Santo Sacramento coincidió con el día de la celebración de la fiesta de Cuasimodo. Existen comunicados orales dan cuenta que desde el año 1864 salían desde la parroquia de La Inmaculada Concepción de Talagante, grupos de amigos que acompañaban al sacerdote a entregar la comunión a los enfermos. Ya en el siglo XX en la prensa escrita (El Mercurio de Santiago 1902) menciona lo estruendoso de las procesiones de Cuasimodistas, acompañados en algunos casos por bandas de guerra del ejército, que salían desde las parroquias de Santa Ana, La Estampa, San Lázaro, San Saturnino, San Miguel y El Sagrario. Las primeras descripciones de Cuasimodo giraban en torno a un ambiente festivo y popular que incluía fuegos artificiales, cañonazos, topeaduras y carreras a caballo, borracheras y desórdenes varios propios de las crónicas rojas. A tal extremo que más de una vez se solicitó, por parte de autoridades civiles y vecinos, prohibir este tipo de manifestación religiosa y popular, por el peligro y la mala fama que ella llevaba. (Principal fuente de información consultada: Cuasimodo carga de caballería a "lo divino", autor Juan Guillermo Prado O. 3° edición)

Cuasimodo hoy en día: En la actualidad, gracias al compromiso de los hermanos cuasimodistas mediante la creación de una Asociación Nacional de Cuasimodistas y la ayuda de Iglesia y su conferencia episcopal, se ha logrado resaltar el espíritu religioso y de piedad popular en todos los cuasimodistas y fieles participantes, sin dejar de lado la alegría que significa llevara a Cristo resucitado en forma de comunión, conservando la tradición en su vestuario, forma de "gritar" rezos y aclamaciones y el adornar con mucho esmero los medio de transporte que utilizados: cabalgaduras, coches y carretas, bicicletas y vehículos motorizados.

  • Folio CNCA: 1463

  • Tipo: Fiesta Popular

  • Fecha de registro en SIGPA: 18-06-2013

  • Ubicación: Región Metropolitana - Maipú

  • Fecha de inicio: Domingo siguiente a Pascua de Resurrección

  • Fecha de término: Cuando comulga al último hermano enfermo

  • Día principal: Domingo siguiente a Pascua de Resurrección

  • Visto 703 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Julia Walker
    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión