La composición de huesos implica un conjunto prácticas y de conocimientos técnicos sobre la forma, posición y funciones de la estructura ósea humana, los que se ponen a disposición tanto en la evaluación palpatoria como en las maniobras tendientes a aliviar problemas derivados de fisuras, luxaciones, esguinces, fracturas y otro tipo de dolencia. Esta expresión se desarrolla de manera previa a la llegada del sistema medico occidental, siendo parte de la medicina tradicional mapuche conformada por Machis, Ngütamchefe, Püñeñelchefe y Lawentuchefe.

El Ngütamchefe es la persona especialista, conocedora de la forma, funciones y posición de los huesos. Esta habilidad es traspasada intergeneracionalmente y no existe una forma única de enseñanza y aprendizaje, no obstante ello, es común la incorporación de este saber a través del autoaprendizaje o la observación directa de la práctica y del cuerpo humano y su comportamiento.

Dentro de su sistema de conocimientos, los componedores de huesos tienen diferentes metodologías e indicadores que les permiten identificar el tipo de lesión que sufre una persona y poder implementar estrategias adecuadas para su tratamiento. Algunos componedores de huesos utilizan técnicas particulares para el tratamiento de las dolencias de sus pacientes y se apoyan de instrumentos y procedimientos ad hoc para este fin. Destaca el uso de instrumentos médicos como las ventosas, y de ungüentos que son combinados para tratar las dolencias. También son conocedores de las propiedades de las hierbas medicinales con fines terapéuticos, especialmente aquellas que se usan para el manejo de dolores musculares, hematomas y contusiones.

  • Identificador SIGPA: E3125
  • Folio: 2017_007
    Registro
  • Fecha de ingreso: 21-12-2017
  • Resolución: En trámite
Ubicacion
Fotografías
Cultores colectivos (1)