Ulises Pereda

Maestro cuchillero

cultor individual
Documentado por: Sigpa

Reseña

Don Ulises Pereda habita en la localidad de Puerto Ibáñez en la región de Aysén, su experticia es la manufacturación artesanal de cuchillos tradicionales de la zona. El cuchillo utilizado originalmente por los gauchos, sigue siendo usado por las actuales generaciones en la Patagonia. Algunos lo siguen utilizando para las faenas del campo, pero otros también lo usan como elemento de adscripción a una identidad regional. Todo esto lo sabe muy bien Don Ulises Pereda, quien elabora artesanalmente estos cuchillos desde los 20 años, utilizando los conocimientos que a lo largo de su vida ha adquirido.

En ese sentido, cuando Don Ulises era aún un niño –aproximadamente a los 12 años– se trasladó hacia la ciudad argentina de Comodoro Rivadavia para trabajar. Fue contratado como barrendero por la empresa argentina YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), donde poco a poco comenzó a aprender otros oficios relacionados con los metales. Específicamente aprendió a cortarlo, darle forma y a pulirlo. Esto no fue fácil porque según Don Ulises, en esos tiempos los maestros (personas especializadas en oficios) eran un poco egoístas con sus conocimientos. Sólo enseñaban si recibían algo de dinero a cambio. Sin embargo, su perseverancia, talento innato y capacidad de observación, permitieron que don Ulises se ganara la confianza de estos especialistas, logrando aprender y perfeccionar este trabajo.

Don Ulises se reconoce como una persona perseverante, perfeccionista y agradecida del talento natural que la naturaleza le entregó para trabajar con sus manos. Al respecto, y haciendo uso de estas características Don Ulises instaló en Comodoro Rivadavia un taller de herrería artística a la edad de 20 años. Haciendo uso de lo aprendido en su primer trabajo, comienza a desarrollar un trabajo en metal mucho más fino y artístico. Fue en ese momento que Don Ulises construyó sus primeros cuchillos. Al preguntarle acerca de cómo aprendió a hacerlos el responde: aprendí sólo, utilizando los conocimientos que la vida me entregó y usando las herramientas que otros generosamente me enseñaron a usar. En cuanto a esto, es necesario puntualizar que es un saber tan especial y tan único que no hay otra persona en la región de Aysén que fabrique estos cuchillos gauchos como don Ulises los hace: respetando la nobleza de estas herramientas. De hecho, la motivación que Don Ulises tiene para fabricar estos cuchillos radica en su interés por preservar esta tradición fabricando mejores cuchillos que los confeccionados industrialmente.

Don Ulises en la actualidad crea tres tipos de cuchillos: cuchillo verijero, cuchillo facón y de trabajo; aunque también elabora cuchillos a pedido. El cuchillo verijero adquiere ese nombre porque el gaucho lo porta en la verija (zona inguinal) apoyado en el cinturón, listo para usarlo en cualquier momento. Este cuchillo no tiene un tamaño específico, aunque se estila que no sea muy grande (por la dificultad de portarlo) y se usa habitualmente para acciones cotidianas como comer. El cuchillo facón o simplemente facón es de gran envergadura y el gaucho lo porta en la parte baja de la espalda, se usa principalmente para abrir caminos como si fuese un machete. Finalmente, el cuchillo de trabajo también es portado por el gaucho es su zona inguinal, pero su uso se limita sólo a las faenas del campo.

Para la fabricación de los cuchillos, don Ulises utiliza el aluminio de viejas sierras utilizadas en antiguos aserraderos, debido a la calidad de aquel metal. Esto –según don Ulises– le otorga a la hoja del cuchillo mayor firmeza y durabilidad. Según el tipo de cuchillo, don Ulises le da la forma a la hoja. Luego elabora la vaina de cuero curtido, la cual tiene una especie de asa que permite al gaucho afirmar el cuchillo en el cinturón lo que le permite portarlo. La vaina se hace antes de afilar la hoja del cuchillo para que así quede a medida de éste. En ese proceso cada hoja y vaina son identificadas con un número para que no se confundan con los demás. Luego se afila y pule la hoja y finalmente don Ulises procede a colocar el mango. Este se fabrica con madera de ciruelillo, una madera es tan resistente que el mango no se parte al colocar los remaches.

Finalmente, Don Ulises utiliza en este proceso muchas herramientas creadas por el mismo para esos fines. De hecho hasta su taller fue construido con sus propias manos. Su destreza para la fabricación de los cuchillos es tan famosa que don Ulises constantemente recibe visitantes, investigadores y compradores.

  • Folio CNCA: 2746

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 28-06-2016

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo - Río Ibáñez

  • Fecha de nacimiento: 30/10/1934

  • Lugar de nacimiento:

  • Dominios específicos: Maestro cuchillero

  • Visto 348 veces

  • Destacado Tesoros Humanos Vivos 2014

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Sugerir Revisión