Miguelina Díaz Andrade

Tejedora a telar

cultor individual
Documentado por: Agustín Ruiz

Reseña

Doña Miguelina Díaz Andrade es originaria de una pequeña localidad en el Paso en Bolzón, donde vivía con su familia. De ascendencia indígena, ella se siente parte de esta cultura y trata de mantener ciertas tradiciones que aprendió con su madre y abuelos. La sra Miguelina llega a vivir a Huiro por su pareja don Víctor Antillanca y allí continúa con diferentes técnicas de producción artesanal entre las que destacan la cestería que realiza junto a Juana Antillanca, el telar y el charqueado de diversos productos alimenticios.

Desde tiempos precolombinos, los quechuas utilizaban esta forma de secado de alimento para proveer a sus familias todo el año con distintos alimentos. Es una práctica que se realiza en comunidades con una economía de autosubsistencia, donde poseen huertas, pocos animales y se proveen - en comunidades costeras- con pescados y mariscos. El secado se realiza en fogones con leña nativa durante un perído porlongado de semanas. Luego se guarda y se consume durante el año. Los platos que se elaboran en base a estos productos son; cazuela de hueso con harina tostada, donde se muelen los huesos y cocinan con esta harina. Tambien se elaboran cazuela de mariscos y empanadas con carne seca, entre otros platos típicos de la señora Miguelina.

La tradición textil mapuche tiene sus orígenes en el período Precolombino. Desde las primeras crónicas y escritos coloniales, encontramos descripciones que dan cuenta tanto de la forma de vestir de los indígenas de Chile, así como de las técnicas y procedimientos empleados en su hechura. La actividad textil estuvo exclusivamente en manos de las mujeres, fueron ellas las encargadas de vestir a su pueblo y proveer el abrigo familiar. Tejieron una gran variedad de productos como parte de la vestimenta cotidiana y también de uso ritual. Durante el período posconquista, las mujeres mapuche desarrollaron técnicas de hilado, tejido a telar y métodos tintóreos con vegetales. El incremento de esta «industria« textil estuvo vinculada a otras actividades económicas, como domesticación de camélidos y tareas de recolección, las cuales proveyeron de las materias primas esenciales para la producción textil, destinada básicamente al autoconsumo familiar . En su factura, se utilizaron instrumentos simples como el huso y el telar y dieron a sus tejidos formas sencillas y sin gran ornamentación, salvo la vestimenta de tipo ritual que presentaba una mayor variedad de diseños y colorido. Algunos especialistas interesados en el origen y desarrollo de la textilería mapuche, han establecido comparaciones de las formas, diseños y coloridos de esta producción, con textiles provenientes de culturas vecinas que habían alcanzado un mayor grado de perfeccionamiento. Como resultado de estas indagaciones, se sostiene que la textilería mapuche habría recibido influencias de la cultura Tiahuanaco, posteriormente de la cultura Inca y también de las culturas regionales de la zona norte de nuestro país

  • Folio CNCA: 762

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 28-10-2013

  • Género: Femenino

  • Ubicación: Región de los Rí­os - Corral

  • Fecha de nacimiento: na

  • Lugar de nacimiento:

  • Dominios específicos: Tejedora a telar

  • Visto 206 veces

  • mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Renzo Stanley
    paz jones
    Sugerir Revisión