Miguel Osbaldo Antonio Solar Alarcon

Agrupación de Artesanos / Artesanía en madera / Artesanía en raíces y madera muerta

cultor individual
Documentado por: Javier Ignacio Rapimán del Río

Reseña

Don Miguel o el "Pampino" como lo llaman sus amigos, nace en el pueblo de Lautaro ubicado en la novena región de la Araucanía. Desde muy joven comienza a trabar en el rubro de las artesanías, especializándose en la confección de joyas de bronce, alpaca y cobre, vendiendo sus productos en la vía publica en Lautaro y Temuco. Luego en el tiempo de la dictadura militar, se ve obligado a exiliarse en el país vecino de Argentina en la provincia de la Pampa, lugar del que nace su actual apodo de pampino. Si bien en este país sigue confeccionando artesanías, reconoce que solo las realizaba a modo de pasatiempo, ya que se dedica a trabajar en una empresa de gas y bencina por más de 22 años, tiempo en que se casa y tiene dos hijos. En el año 2006 retorna a Chile, quiso regresar para estar en su país y dedicarse de lleno a la confección de artesanías en Lautaro, lugar donde conforma junto a sus colegas el sindicato de artesanos SINART. En la actualidad reside en Malalcahueyo, lugar en donde se dedica a la recolección y al pulido del Picoyo.

Cuando don Miguel regresa a su país y decide vivir de la artesanía, descubre el hermoso material del picoyo el cual lleva trabajando hace ya siete años. El picoyo o chuchín en mapuzugun, es un ámbar que se forma de los brazos de la Araucaria, es una resina petrificada que se demora aproximadamente tres mil años en solidificarse, estimándose que los picoyos más viejos tienen alrededor de seis mil años o más, y que al trabajarse, el resultado son piezas finamente elaboradas que se asemejan en aspecto a la madera pero que en realidad es una piedra producto a todos los procesos físicos de la petrificación.

Para los Pewenche el uso del chuchín, además de ser usado para la confección de artesanías y utensilios, también ha sido elemental para la calefacción de la ruka. Por su alta combustión en algunos lugares también se le conoce como Atiza o atizador, al ser usado para avivar el fogón, ideas que vienen a reforzar el vínculo con las araucarias que mantiene el pueblo Pewenche al aprovechar todos los beneficios que entrega este árbol sagrado.

Para poder trabajar este material don Miguel vive en Malalcahueyo, sector con alta concentración de araucarias y en donde llega una alta concurrencia de turistas por la belleza y tranquilidad que según don Miguel son incomparables. La principal técnica que realiza el cultor es el pulido del picoyo, en donde el objetivo es sacar el propio brillo de las piezas, anteriormente cortadas, mediante un minucioso pulido a mano con lija al agua. Dentro de sus creaciones podemos observar todo tipo de joyas y accesorios de belleza, que ante poniéndolos a la luz el material se trasluce y se puede ver el interior y las vetas del picoyo.

  • Folio CNCA: 2808

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 17-07-2016

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región de la Araucaní­a - Lonquimay

  • Fecha de nacimiento: 01/01/1957

  • Lugar de nacimiento: Lautaro

  • Dominios específicos: Agrupación de Artesanos / Artesanía en madera / Artesanía en raíces y madera muerta

  • Visto 280 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión