Manuel Humberto Moraga Gutiérrez

Vinicultivo / Vinicultor

cultor individual
Documentado por: Alvaro Cristian Muñoz Tello

Reseña

En 1766 llega a Chile procedente de las Islas Canarias Francisco Gutiérrez. Su misión es dedicarse a la extracción de oro y plata para hacer fortuna en las Américas. Con el correr del tiempo, establece su lugar de residencia en la entonces conocida localidad de Santa Lucía de Yumbel, donde compra terrenos e inscribe la viña número 33 de Chile. Dada su particular generosidad, Gutiérrez goza de una extensa popularidad entre el pueblo nativo, quien lo apoda cariñosamente como el “Cacique Maravilla”. Tras sufrir un asalto, es asesinado, y el pueblo levanta una animita en su honor, la cual es venerada hasta el día de hoy. Tras constantes sucesiones de padre a hijo, el viñedo número 33 recae en la séptima generación de Francisco Gutiérrez, quedando en manos de su descendiente directo Manuel Moraga Gutiérrez, quien fue instruido desde joven en la preparación de vino pipeño, aguardientes y arrope. Manuel Moraga se hace cargo de un total de 14 hectáreas, en las que se puede inventariar variedades como País, Moscatel, Corinto, Cot (Malbec) y Cabernet Sauvignon. Algunas cepas como la País, cuentan aproximadamente con 100 a 200 años de antigüedad, y son en su mayoría, material vegetal procedente Canarias que trajo originalmente Francisco Gutiérrez, y en cuyo origen se le reconoce a la variedad País como Listán Prieto. Para continuar con el legado generacional, preservando el conjunto de saberes individuales y colectivos en torno al vino y sus destilados, reinicia y mantiene junto con el vino pipeño, la elaboración de aguardiente y arrope en viejas ollas de cobre. Manuel Moraga es hoy en día, el único viñatero que embotella su propio vino pipeño en Yumbel. Si bien existen otros productores de uva en la zona, muchos han desistido de vinificar al no ser una actividad rentable o incluso dada la pérdida de tradiciones, desconocida.

Extrayendo de jugo de uva y fermentando el mosto en viejos lagares abiertos de Raulí, se continúa con técnicas heredadas basada en la cosecha bajo ciclos lunares, un proceso de fermentación que varía entre 8 a 15 días y que va dependiendo de la temperatura, no incorporando ningún elemento exógeno al vino. Manteniéndolo en reposo por tres meses, luego es desborrado y embotellado sin filtración de por medio. A esto se incluye, la conservación del viejo viñedo de rulo en condición de secano, vale decir, sin riego alguno. A su vez, conserva y honra a su ascendiente Francisco Gutiérrez, etiquetando los vinos bajo el nombre de "Cacique Maravilla". En pleno rescate periodístico de la cultura vitivinícola chilena, a Manuel Moraga y debido a la simpleza y el saber puesto en sus vinos, se le ha otorgado un amplio reconocimiento nacional e internacional, siendo destacado en la guía chilena de vinos Descorchados, del periodista Patricio Tapia, otorgándole 92 puntos de 100. Aquel reconocimiento, lo lleva a exponer sus vinos en países como Brasil (Sao Paulo) y Estados Unidos (New York), y otros del Viejo Mundo como Italia y Francia, donde se ha reunido y compartido experiencias con otros productores de vinos naturales y artesanales europeos, pro rescatistas de antiguas formas de vinificación. La internacionalmente reconocida crítica de vinos inglesa Jancis Robinson, ha sido la última en destacar la rusticidad y el origen del vino pipeño de Yumbel, otorgándole 16.5 de 20 puntos en diversas publicaciones del Reino Unido. En la actualidad, este es el más alto reconocimiento internacional a un vino pipeño chileno.

A pesar de los elogios, y tras el terremoto de 2010, la bodega sufre cuantiosas pérdidas humanas y materiales, procediendo a su derrumbe. Luego de una lenta y constante reedificación, y debido a la falta de apoyo económico y escasa mano de obra calificada para la reparación de antiguos lagares y toneles de Raulí, la continuidad de Manuel Moraga se mantiene en puntos suspensivos, pero aún viva en cada vendimia que logra realizar.

Manuel Moraga Gutiérrez, posee un amplio reconocimiento dentro de los productores de su comunidad, extendiéndose ese mismo reconocimiento al rubro vitivinícola y periodístico especialista en vinos. El cultor, ha puesto y destacado a Yumbel en la amplia escena vitivinícola nacional, siendo visitado por representantes de publicaciones de vino extranjeras, que miran con curiosidad el vino artesanal chileno. Entre ellos se destacan Joshua Green, de revista Wine & Spirits; el enviado de la revista internacional Wine Advocate, Luis Gutiérrez, y Katherine Olivares, de la reconocida boutique de vinos de New York, Indie Wines. Manuel, ha destacado la zona de origen de sus vinos, las costumbres y prácticas sociales y culturales que nacen en la vendimia, la importancia de la tradición, de la memoria histórica, así como del cuidado y preservación del patrimonio tangible representado en sus ancestrales viñedos. Hasta el momento, ha sido el único viñatero chileno, que se ha prestado por iniciativa propia, a ser representante de la antigua tradición de los vinos artesanales chilenos.

La conservación de su tradición, se ve dificultada por la precaria infraestructura, y también por las dificultades puestas por las grandes empresas vitivinícolas, que devalúan constantemente el precio de las uvas, una de las fuentes de financiamiento que obtiene el cultor para poder embotellar su propio vino.

  • Folio CNCA: 2773

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 06-07-2016

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región del Bío - Bí­o - Yumbel

  • Fecha de nacimiento: 30-10-1961

  • Lugar de nacimiento: Yumbel

  • Dominios específicos: Vinicultivo / Vinicultor

  • Visto 292 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión