Hilda Carrillo Trafian

Partera

cultor individual
Documentado por: Sigpa

Reseña

En la comuna de Lago Ranco, al interior del lofmapu de Tringlo, se encuentra la ñaña Hilda Carrillo Trafian, especialista en la atención de guaguas y mujeres embarazadas. Ella comenzó a practicar esta técnica alrededor de los 20 años de edad junto a su madre quien poseía los conocimientos ancestrales heredados de sus antepasados. La ñaña Hilda ha cultivado a muy temprana edad esta hermosa labor de traer al mundo una vida. Ella conoce los secretos para cortar una hemorragia –síntoma de perdida–, conoce la técnica para arreglar la guagua antes de nacer. Sabe cuáles son las yerbas que se toman como remedios para dar a luz una guagua. Cuando una mujer está enferma para parir, la partera se iba tres días antes para cuidarla y ese cuidado se prolongaba ocho días después del parto.

Las puñuichefes o parteras es un agente de medicina mapuche en los territorios ancestrales que se especializa en el cuidado de la mujer al momento de contraer matrimonio, cuidarla durante el embarazo y posterior al nacimiento de su hijo. Las familias antiguamente realizaban todos los rituales de la procreación, cuidado y nacimiento del niño. La mujer se encargaba de transgredir ningún código cultural y comportarse con una actitud proactiva en los deberes de una madre embarazada. Por ejemplo la madre no debe concurrir a los velorios, ni salir de noche, no mirar un eclipse lunar, no andar ni dormir sola, entre otros. La procreación de un niño estaba regulada no solo por los padres, sino por los abuelos materno y paterno, la familia y la comunidad. El sexo del niño o niña se regulaba de acuerdo al periodo lunar y el secreto de tener hijos hombres o mujeres se encontraba en la placenta de la mujer en el momento de nacer. Este secreto y técnica es conocido por algunas médicas parteras, no todas tenían esta especialidad.

La mujer en el momento del parto se encuentra en un estado vulnerable y hay momentos en que pierde la noción del tiempo producto del dolor, para que eso no ocurra negativamente, el marido y la partera construyen técnicas de descanso y relajación al interior del dormitorio y construyen al mismo tiempo un imaginario promisorio del niño o niña que viene al mundo de tal manera de generar un ambiente esperanzador que promueva valentía a la mujer. Para dar a luz hay varios ritos y técnicas donde participa la familia, el marido directamente durante el parto y la comunidad en casos especiales.

La importancia de una mujer partera en el contexto de los territorios mapuche aún se mantiene como tradición, ya no atienden partos, pero estas mujeres mantienen su status como autoridad y es considerada y mirada con mucho respeto por los miembros y familias del lof-mapu donde viven. En la actualidad la labor que cumplen es que son llamadas por las familias a conocer el recién nacido, ayudar en cumplir algunos rituales fuera de plazo y ayudar a la madre en la prevención y cuidado de la mujer durante la cuarentena.

La desvalorización del rol de una mujer partera por parte de la institucionalidad pública pone en el debate la efectividad de su trabajo, ya que hay más mujeres enfermas postparto, con depresiones, dolores de cabezas, enfermedades raras desconocidas por la ciencia médica occidental. En este contexto la mujer mapuche ha perdido buena parte de la salud preventiva y los cuidados del cuerpo de la mujer una vez que ha dado a luz. Se ha perdido también el contacto natural con la madre naturaleza, mujeres sin responsabilidad con el cuidado de su cuerpo y la conexión que tiene con los astros que manejan las vidas cíclicas de las mujeres.

La medicina ancestral denominada medicina mapuche, se ha venido practicando por muchos siglos por mujeres mapuches anónimas que han aprendido los ritos, el arte y la magia de la medicina a través de la herencia cultural de sus madres, abuelas o familiares muy cercanos. La medicina mapuche constituye un sin números de ritos de sanación en niños, mujeres y adultos relacionados con la cosmovisión mapuche, tiene que ver con los astros (luna y sol), los árboles, las yerbas y plantas, los animales, aves y los seres vivos que habitan la madre naturaleza.

  • Folio CNCA: 2806

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 16-07-2016

  • Género: Femenino

  • Ubicación: Región de los Rí­os - Lago Ranco

  • Fecha de nacimiento: 08/02/1941

  • Lugar de nacimiento: Sin información

  • Dominios específicos: Partera

  • Visto 206 veces

  • Destacado Tesoros Humanos Vivos 2012

  • mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Sugerir Revisión