Eduardo Alata Godoy

Quechua

cultor individual
Documentado por: Sigpa

Reseña

Eduarda Alata Muñoz es ariqueño, nacido en el año 1939, acreditado a la etnia quechua y miembro de la Academia Chilena en Arica de la Lengua Quechua, además de Presidente del Consejo Quechua. Se ha dedicado de forma permanente a impulsar y desarrollar actividades culturales del patrimonio inmaterial de la cultura quechua, unificando costumbres tradicionales de carácter comunitaria como la Yumsa, el Apu y el Inti Raymi, incentivando el aprendizaje en las comunidades. Ha realizado clases y reforzamientos de la lengua quechua, con el objetivo de difundirla y posicionarla.

La Yumsa es una celebración de las comunidades afines a la producción agrícola. Se adorna un árbol con los productos de las comunidades y se danza y canta alrededor de este para tratar de derribarlo de un hachazo. Se celebra en marzo, en la recolección y termino de la cosecha.

El Apu es un ritual originado con la creación del imperio incaico (Tahuantinsuyo), es obligatorio en toda actividad de su cosmovisión donde el sacerdote pide permiso a sus ancestros que se encuentran en la cima más alta de las montañas de su región, desde donde los observan y protegen. Se realiza en forma periódica y permanente en las comunidades andinas del Tahuantinsuyo. En este ritual, el sacerdote toma de uno de los cuatro platos colocados en los extremos de la lliclla (manta) con productos andinos y se los ofrece al Apu, toma tres hojas de coca y también se las ofrece al Apu, toma el quero (vaso sagrado) con chicha de maíz fermentado de dos días, bebe un poco y lo esparce en dirección a los cuatro suyos (regiones) en señal de protección de las almas de sus ancestros. Lo bueno de recuperar la ritualidad de su cosmovisión, es resaltar el respeto a sus ancestros posesionando su identidad y territorialidad en el país, saliendo de su invisibilidad y siendo practicado por los descendientes quechuas en la región.

El Inti Raymi (Fiesta del Sol) es una celebración de la cosmovisión indígena quechua. Se realiza en el inicio del solsticio de invierno en el Cuzco, capital del Tahuantinsuyo. Llegan delegaciones de los cuatro suyos (regiones) con vestimentas multicolores y presentes de su región para agradecer la protección del Tata Inti (Padre Sol) y dar cuenta al Inca la realidad de su región. El Inca llega al escenario con su ñusta, el sacerdote se arrodilla y le ofrece el quero para que lo beba, luego toma hojas de coca y las ofrece al Inca, quien las mastica y comparte, sacrifican una llama negra y le ofrecen el corazón al Inca, quien come un pedazo y lo comparte con los sacerdotes. En estos ofrecimiento al Inca, los sacerdotes ven el futuro del Imperio, el Inca se dirige a su pueblo y llama a la ñusta de cada región, a quienes les entrega el fuego sagrado entregado a su vez por el Tata Inti, para que regresen a su región en señal de protección del Inti, terminando el evento que dura cerca de cuatro horas. El Inca se retira caminando saludando a las delegaciones.

  • Folio CNCA: 2852

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 19-08-2016

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región de Arica y Parinacota - Arica

  • Fecha de nacimiento: 01/04/1939

  • Lugar de nacimiento: Arica

  • Dominios específicos: Quechua

  • Visto 266 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Sugerir Revisión