Adolfo Guerrero Arriagada

Forjador / Herrería

cultor individual
Documentado por: Sigpa

Reseña

Adolfo Guerrero, forjador y artesano en fierro, pese a haber quedado sordo muy pequeño, fue al colegio, donde aprendió a leer, escribir y a hablar, lo que le permitió comunicarse con su padre, el que era herrero, quien le enseño este oficio desde los diez años. Posteriormente estudió Mecánica Industrial en Curacautín y Angol, donde perfeccionó la técnica de forja y adquirió nuevos conocimientos que posteriormente aplicó en el taller de su padre y hasta el día de su muerte.

Mientras trabajó con su padre fabricaban ruedas de carretas, herramientas para la agricultura, se reparaban herramientas, reparaban máquinas agrícolas, reparaban piezas de camiones, realizaban las marcas para el ganado y participaron numerosas veces en La Expo Ogana organizada por CORFO donde fueron reconocidos cada año. Desde que se independizó y hasta su muerte, don Adolfo se dedicó a la fabricación de marcas, reparaciones de algunas herramientas agrícolas usando forja, fabricación y reparación de herramientas de construcción y a hacer clases, siendo el Monitor Calificado de la carrera de Mantenimiento Industrial del C.F.T. de la Universidad Austral de Coyhaique.

La forja es el arte de dar forma a los metales como fierro, bronce, cobre; es una de las artes más antiguas y se usa el fuego como agente catalizador para, por medio de golpes entre un yunque y mazos de distintos tamaños, transformar la figura y el núcleo del metal, dándole la forma deseada y acrecentando su dureza. Se usa para hacer productos durables y resistentes, a diferencia de la forja en frío que se utiliza para la producción en serie. La forja se utiliza tanto para la herrería, la carrocería y las artesanías en fierro.

Antiguamente su apogeo en la región estuvo entre 1800 hasta el 2000, ya que en la actualidad los productos se traen de China en su mayoría, sin valor cualitativo, sólo cuantitativo. Aysén es una de las zonas en el país que aún posee producción de arte forjado, especialmente gualatos forjados, asadores, marcas de ganado, lámparas rústicas, para ganadería y agricultores, y es un arte en extinción, hace años que esta técnica se ha ido perdiendo, porque los maestros en el arte se fueron de este mundo y el avance del progreso industrial invadió la producción.

  • Folio CNCA: 2741

  • Tipo: Cultor Individual

  • Fecha de registro en SIGPA: 24-06-2016

  • Género: Masculino

  • Ubicación: Región de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo - Coihaique

  • Fecha de nacimiento: 20/07/1941

  • Lugar de nacimiento: Coyhaique

  • Dominios específicos: Forjador / Herrería

  • Fallecido (Diciembre 2015)

  • Visto 267 veces

  • Destacado Tesoros Humanos Vivos 2015

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Sugerir Revisión