Sociedad Religiosa Baile Cuyacas de Iquique

Cuyacas

cultor colectivo
Documentado por: Agustín Ruiz

Reseña

Las Cuyacas de Iquique son una Sociedad de Baile religioso fundada en 1935 en este nortino e histórico puerto. Según algunos testimonios orales, habría existido en el pasado otro baile llamado Cuyacas del Carmen, el cual habría tenido una crisis que terminaría en la división de la agrupación, formándose así la actual Sociedad Religiosa Baile Cuyacas de Iquique. No obstante, se sabe que doña Rogelia Pérez, que venía de un baile chuncho, fue la fundadora del baile y por muchas décadas su caporala. La señora Rogelia "fue socia fundadora y Caporala vitalicia de esta agrupación que nace de la idea de formar un baile solo de mujeres, inspirado en las pastoras que protegieron a la Ñusta y que luego se convirtieron al catolicismo" (Aporte: Carlos Castro Narváez).

Cuyaca es una voz aymara que significaría Hermana Mayor y hace relación a la pastora de ganado del mundo andino. Este género devocional es uno de los más antiguos del ciclo de danzas ceremoniales vinculadas a la tradición de celebrar en la Pampa del Tamarugal a la Virgen del Carmen de La Tirana. No obstante, en tiempos de Navidad las Cuyacas también le bailan al Niño Dios en el pesebre de su sede ubicada en la calle Manuel Rodriguez .

Esta es una danza que posee antecedentes andinos, con posibles reminiscencias prehispánicas. Su paso tiene una íntima cercanía con diversas danzas del altiplano aimara, como así también, la simbología que se expresa en algunas mudanzas, especialmente las que se realizan con huaracas. Estas pervivencias andinas fue o que motivo a que Margot Loyola comenzara a estudiar a las Cuyacas en su primera visita a Tarapacá, en el año 1952, cuando aún no se tenía noción de las danzas de origen boliviano que hoy proliferan en el norte grande. La maestra y Premio Nacional de Arte 1994 decía que esta danza era testimonio de un pasado remoto que, por una parte, expresaba elementos heliocéntricos propios de la cosmovisión andina, junto con una noción trascendente que se expresaba en “una sensación de ingravidez que surgía de un paso trotado con tanta gracilidad que pareciera que las bailarinas no tocaban el suelo al desplazarse”. La danza de las Cuyacas es conocido como el Chiqui Chiqui, onomatopeya que ilustra la isometría en el ritmo de un paso que se realiza sin expresar cadencia o peso corporal. Este paso consistente en un huayno más rápido que es acompañado por la música de una tropa de lakitas.

Una de las figuras coreográficas más representativas de las Cuyacas de Iquique es la mudanza llamada Trenzado de la Vara. Para esto se fija un delgado poste portátil de madera, el que debe ser sujetado por un hombre durante los 30 o más minutos que dura la mudanza completa. Al extremo superior del poste están fijados listones o cintas de raso de aproximadamente 5 cm de ancho. Cada bailarina coge con su mano un listón, el que tiene un de los siete colores emblemáticos. Cada color expresan o simboliza un valor: la cinta blanca es la paz; la verde, esperanza; la café representa a la Carmelita; a Nuestro Señor le corresponde la morada. Por otra parte, el martirio y el amor perpetuo son representados mediante el celeste y el rosado. Aunque los colores no son plenamente coincidentes, últimamente hay quienes aseguran que los colores en las cintas de la vara son una representación sincrética de la Wiphala o bandera de los pueblos andinos. Por su parte, el estudioso Osvaldo Cádiz, especialista en danzas y juegos tradicionales, observa que el trenzado de la vara es una tradición reciente que tiene su origen en un juego que se realizaba en las escuelas públicas de Chile, hacia 1910, durante el primer centenario de la república, solo que en esos años las listas solo tenían los colores patrios: blanco, azul y rojo. Estos juegos patrióticos se presentaban en los actos de fin de año y tuvieron gran importancia en los territorios del norte grande, durante el proceso de incorporación de los nuevos territorios a la soberanía nacional. Un elemento que pondría en evidencia la relación de este juego patrio con el trenzado de la vara de las Cuyacas, es el despliegue de la bandera chilena sobre el poste una vez terminado el trenzado.

Otra particularidad de este baile consiste en el hecho que es la única agrupación que conserva el antiguo estilo musical de La Tirana, manteniendo hasta el presente el sonido de los instrumentos de caña, tal como lo era ochenta años atrás. Como es su costumbre, las Cuyacas solo bailan con música de una tropa de lakitas, la que hoy es contratada para dicho efecto. En el ámbito musical las Cuyacas son también una asociación que posee un amplio y rico cancionero que cada bailarina lleva anotado en un cancionero que es de rigor sacar y exhibir frente a la imagen cuando se canta, lo que en el pasado demostraba el nivel de escolaridad y posición social de sus integrantes.

Las Cuyacas tienen por casi única participación ceremonial la fiesta de la Virgen del Carmen de La Tirana. Su participación en esta gran celebración mariana es descrita por Carlos Patricio Castro Narváez:
"Primeros días Julio 'Despedida de Pueblo' en la sede de Iquique. Llegado el baile a La Tirana, acuden a saludar a la Virgen y a confesarse. El baile es recibido en la cruz del calvario, desde donde bailan y cantan hacia la iglesia y se hace la 'Entrada de Canto', se canta y saluda a Jesús, luego se giran y cantan a la Virgen. Todo ello lo hacen vestidas con un traje color café.
Se baila en la plaza y solo se hacen pasillos, asisten a misa 1 vez por día.
9 al 12 de Julio, se hace la entrada, se baila de acuerdo a los turnos, con collares blanco y banda en la noche se usan guantes.
15 de Julio se sube al altar con inciensos durante la misa y se retiran a cantar el alba en la sede.
16 de Julio, vestido de gala, traje verde y negro, con onda verde amarillo y rojo y collares de colores.
A las 11:00 AM comienza la misa y se baila el sol, la estrella, la red y se baila con la vara arreglada
con challa y la bandera chilena. Este baile consiste en una vara sostenida por 4 hombres que es
trenzada por medio de movimiento realizados por las Cuyacas alrededor de esta, una vez que la vara está cubierta, comienza el proceso inverso, hasta que sale la challa y la bandera.
16:00 a 22:00 hrs. Procesión
17 de Julio, traje café, se baila 3 a 4 veces. Comienzan las despedidas, donde primero se canta a Jesús, se giran y de rodillas cantan a la Virgen. Se retiran de la iglesia de rodillas, luego se va al calvario cantando y se despiden de la fiesta."

El baile Cuyacas es exclusivamente tarapaqueño y su origen está en Iquique y no hay en la ciudad otro baile correspondiente al mismo género de estilístico. Pese a ello, Las Cuyacas representan lo más arraigado y tradicional de la tradición tiraneña y se les tiene por una agrupación de posición destacada entre el universo de bailes tarapaqueños. Además de esta asociación hay en Chile dos exponente más de Cuyacas, uno en Arica y el otro en La Calera.



Vídeo gentileza de Tarapacá en el Mundo [http://www.tarapacaenelmundo.cl/]

  • Folio CNCA: 66

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 04-08-2011

  • Ubicación: Región de Tarapacá - Iquique

  • Composición: Femenino

  • Dominios específicos: Cuyacas

  • Visto 478 veces

  • mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Renzo Stanley
    Sugerir Revisión