Colectivo de Crianceros de Monte Patria

Ganadería

cultor colectivo
Documentado por: CAROLINA GUZMÁN

Reseña

El colectivo se dedica cotidianamente a la crianza y labranza de ganado caprino. Dentro del colectivo hay crianceros de establo, crianceros trashumantes en cordillera chilena y trashumantes que practican "las veranadas" hacia Argentina.

Hacia pasado la mitad del siglo XX los crianceros comenzaron a agruparse según las localidades de procedencia en común. Luego de muchos años, éstas comenzaron a formalizarse como "Comités de Crianceros", siendo en Monte Patria actualmente 12 comités, (120 personas como mínimo), junto con una "mesa caprina". Representan a localidades de cinco valles que conforman las cuencas transversales de Monte Patria; Ponio, Mostazal, Rapel, Río Grande y Huatulame, autodenominados: Colectivo de Crianceros de Monte Patria. Los comités más antiguos tienen más de 35 años de conformados, los que posteriormente con el tiempo se formalizaron con personalidad jurídica en los anos 90'. Se paga una cuota de dinero mensual ( 10 mil pesos anual aproximadamente, según cada comité) y hacemos reuniones.

La crianza y labranza de ganado caprino desde tiempos de antaño hacia finales del siglo XIX se fusiona con la vida de trashumante, herencia ancestral. Se destacan "Las veranadas" que salen desde Monte Patria hacia la Cordillera de Los Andes, hacia Calingasta, Provincia de San Juan Argentina, pasando por "El Toro" y "Paso Colorado", desde las Ramadas de Tulahuén, pagan un cierto dinero por "cabeza" de ganado al pasar por terreno privado. Durante los meses de diciembre a marzo (antiguamente era hasta abril). En zonas de altos (3.500 mtrs. de altura) y pampa cordillerana "baja" se realiza el pastoreo y fabricación artesanal de queso de cabra, conocido como "queso de cabra de cordillera". Van con grupos de 2 familias compuestas de hasta 4 personas como máximo y allí en plena altura (a 3.500 mts. de altura), hacen rucos de piedra y arman sus carpas. Pastorean y fabrican quesos de cabra antes de bajar. Van con caballos, mulares, burros y perros. Luego de estar los tres meses, y vender sus quesos pasan hacia "la costa" durante los meses de julio, agosto y septiembre aproximadamente. "La costa" se le dice a las localidades de valles bajos o una comuna como Punitaqui, principalmente, y alrededores de Ovalle, Combarbalá y de la Provincia de Choapa, que cuentan con pastos tiernos para sus animales. Terminando su ciclo vuelven hacia las localidades de origen.

Por lo anterior es que la crianza caprina y de trashumancia es: Cotidiana en su lugar geográfico de origen (localidad rural); cada ciertos períodos de tiempo anual (altos valles cordilleranos de Chile y de Argentina) y de trashumancia hacia la "costa" de los valles transversales de la región de Coquimbo de sus tres provincias: de norte a sur; Elqui, Limarí y Choapa.

Si bien las majadas se realizan a nivel de la región de Coquimbo, en monte Patria, provincia del Limarí, es la comuna que actualmente tiene mayor flujo de ganado caprino hacia la Argentina (ODEL Monte Patria). Por lo que su riqueza cultural de patrimonio inmaterial corre peligro de extinguirse. Es el caso del valle del Ponio, en donde existen muy pocos crianceros, debido a que se están muriendo y las familias se han trasladado a zonas de ciudad de la comuna. Se está perdiendo conocimientos de acceso geográfico, su entorno natural (uso de hierbas de montaña que dan sabor único a los quesos) y formas de vivir en medio de la cordillera de valles altiplanos. Los conocimientos que son fuente de patrimonio inmaterial de los crianceros y como artesano de queso de cabra, son producto de un oficio sacrificado que se ha realizado en familia de generación en generación en condiciones duras de clima y naturaleza extremas propias de la Cordillera de Los Andes en donde se expone en riesgo su vida y la de los animales. Generaciones presentes ya no están dispuestos al "sacrificio" como era antes, de este tipo de labranza.

Como colectivo se está en total acuerdo de reconocer el valor identitario que los crianceros tienen, como patrimonio cultural inmaterial, siendo portadores en su forma de vida y conocimientos para trabajar con las cabritas en la cordillera y, reconocen que se está perdiendo, ya que las generaciones presentes cada vez están dejando este oficio. Es más.. son la comunidad más grande de crianceros que está quedando a nivel regional, ya que con esto de la sequía que tuvimos hace poco tiempo, muchos optaron por dedicarse a la vida de temporeros o partieron hacia las minas al norte. Para nosotros es importante re valoramos ya que, los que no saben lo que nosotros hacemos como crianceros, conlleva harto sacrificio y muchos que "vienen de afuera", piensan que se nos da todo... que es fácil nuestra vida por ser crianceros y no es así, hacer un queso de cabra conlleva mucho sacrificio". (Mesa de crianceros de Monte Patria, julio de 2016).




Se realiza fiesta costumbrista "El día del Criancero" en distintas fechas y localidades, las más conocidas son de Tulahuén (11 y 12 de junio), Las Ramadas de Tulahuén y Pejerreyes (mes de mayo), ubicados en el valle del Río Grande que se realizan entre los meses de mayo y junio, respectivamente. Se realizan actividades costumbristas en torno a la cabra, la comida local y música ranchera y son las que representan a nivel comunal corno fiestas costumbristas de arraigo criancero. Esta festividad nace como una manera de honrar y conmemorar a una familia de crianceros que en los años 90' se quedaron atrapados en la cordillera por una "tormenta blanca", falleciendo un tío y su sobrino, en donde solo una de ellos sobrevivió gracias al cuidado de unos de sus perros que le dio abrigo en sus piernas. De ahí que para honrarlos se realizó por primera vez en Las Ramadas de Tulahuén una festividad con elección de reina "El día del Criancero" en donde 80 familias se juntaron para conmemorar a los crianceros fallecidos. Con el tiempo, se realizan estas fiestas costumbristas durante dos seguidos en las localidades aledañas anteriormente nombradas, reforzando su identidad local como crianceros. Es organizado por los comités de enancaras según la localidad, en conjunto con las juntas de vecinos y cuenta con el apoyo de la I. Municipalidad de Monte Patria (Delegación de Tulahuén). Antiguamente también se realizaba en la localidad de Cárcamo, en valle de Huatulame. La Identidad local criancera se revalora con la llegada de parientes provenientes del norte del país, principalmente, que aún tiene a sus parientes (padres, tíos, parientes adultos mayor) que se quedan en estas localidades y llegan a esta festividad a disfrutar en familia de tradiciones propias de su vida cuando eran pequeños; disfrutan de comidas elaboradas con charqui de cabrito con cebolla, asado de cabrito, cocho guisado, queso de cabra con tomate, juego de "atrapar al cabrito" en el rodeo, bailes folclóricos como cueca y música de rancheras. De esta manera, las generaciones presentes se "empapan" de la cultura rural de sus padres y abuelos que visitan estas localidades para disfrutar de la vida rural en torno al criancero, fortaleciendo su arraigo identitario.

  • Folio CNCA: 2825

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 21-07-2016

  • Ubicación: Región de Coquimbo - Monte Patria

  • Composición: Mixto

  • Dominios específicos: Ganadería

  • Visto 333 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    paz jones
    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión