Banda de Meulín

Banda de pasacalle

cultor colectivo
Documentado por: Julia Walker

Reseña

Se dice que a fines del siglo XIX los mestizos se separaron de los indígenas y formaron esta capilla, la de El Tránsito.
La gente se dedica a la crianza de ovejas y complementariamente a una agricultura de autoconsumo. Empero, la fuente más importante de subsistencia es la recolección de luga y pelillo durante el verano. Estas algas les permiten acumular un capital para el año; la pesca y la venta de corderos no es tan significativa como en Quenac, pero apoya la economía local.
Son los dos poblados, cada uno con su iglesia y sus servicios básicos. La población se disgrega por los campos, junto a sus predios. En estas islas hay un abandono progresivo de la población hacia áreas urbanas; es una de las razones del cierre de la escuela El Tránsito.

Los músicos están orgullosos porque este año estrenarán un par de platillos. Manuel González (45) hace dos años se integró a la banda. “Sólo el bombo y la cajita son de la iglesia”.
Me gustaba cuando los veía tocar. “Voy a mandar a comprar mi propio instrumento”, me dije y aquí estoy con mi bombo. “Ahora vamos a tener platillos”, dice y le relumbran los ojos.
Los músicos son suplicados por el Comité de Iglesia, para la misa de Vísperas. El cabildo les corresponde convocar a los músicos para el día de la Fiesta. No existe una banda de iglesia, aunque los músicos siempre son los mismos y se les solicita su participación, cada año, mediante un riguroso protocolo. Empero, el día de la Fiesta, se integra a todos los músicos disponibles, pero la base del grupo lo constituyen los “suplicados”.

La banda venera a la Virgen del Tránsito (15 de agosto); y se forma también para las fiestas de Lourdes (11 febrero); San pedro (29 junio); Purísima (8 diciembre); Noche buena (24 diciembre). José (Mantilla) Ruiz Paredes recuerda cómo hacía los “pajarillos” en la Noche Buena : “...los hacíamos con una pluma de ganso; lo dejábamos como un tubo y soplábamos en la parte superior que arreglábamos como un pito, con un sacado y un palito, lo poníamos en un vaso de agua y gorgojeaba como un pajarito…” Héctor Moroco Ruiz Paredes (48) conduce musicalmente a la banda desde su acordeón. Lanchero, comerciante, agricultor, buzo mariscador… Trece años toca en esta fiesta y lo hace desde cuando le tocó “sacar la fiesta”, es decir, fue supremo del cabildo. Entonces, por dos años carecieron de acordeonista. Ahora hay dos: César Ruiz Barría, un sobrino, que llega desde Quellón, como una suerte de “manda”. Su orgullo: haber salido a tocar como banda a Curaco de Linlín y a Palqui. Su esposa, Magaly Villegas, acompaña con guitarra. Rosauro Soto (bombo) y Juan Mayorga (caja) son los músicos más antiguos.
La banda se compone de 11 integrantes: 2 acordeones, 1 guitarra, 1 bombo, y 1 redoblante

El 15 de agosto el pueblo se prepara desde que las campanas inician sus tañidos madrugadores. Durante la semana anterior se rezó el novenario a la Virgen y ayer fueron las vísperas. La iglesia fue prolijamente adornada por ramas de laurel y algunas flores de los jardines isleños; el colorido lo aporta las flores artificiales. Es invierno. Hay frío. Los puertos están cerrados.
En los alrededores los vecinos conversan; preparan los fuegos para el almuerzo comunitario con cazuela de ave y asado de sus corderos. “Los pasacalles, dicen ellos, alegran las procesiones. Si no tocaran los músicos serían apagadas. No sería fiesta”. Cantos marianos. Liturgia ancestral. La banda acompaña la misa. Finalmente sale la procesión y las nubes dejan pasar un sol gélido en medio del temporal. Cántos arábicos, un pasacalle valseado, una campana que más que tocar canta. Las imágenes llevadas por su pueblo devoto, azotadas por vientos isleños.

En San Francisco, Isla Meulín, Mabel Ruiz Huichamán ha formado en su escuela una banda de pasacalles que se presentó para la fiesta de El Tránsito, con la anuencia de esa comunidad. Ellos disponen de un profesor de música aportado por la Corporación de Educación que es el responsable de materializar estas iniciativas. Ellos han incorporado nuevos instrumentos a la banda, aunque el acordeón sigue siendo protagonista.
En la capilla San Francisco existen pocos músicos para la celebración patronal (4/10), los cuales serán reforzados en el futuro por los jóvenes de la escuela.

Registro Sonoro





Video


  • Folio CNCA: 2596

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 30-12-2015

  • Ubicación: Región de los Lagos - Quinchao

  • Composición: Mixto

  • Dominios específicos: Banda de pasacalle

  • Visto 399 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Sugerir Revisión