Baile Chino N° 8 de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo

Baile Chino

cultor colectivo
Documentado por: Baile Chino.cl

Reseña

Se comparte un resumen del capitulo dedicado al baile Nro 8 de Andacollo del libro “Será hasta la vuelta de año” (Rafael Contreras Mühlenbrock y Daniel González Hernández, pag 261-283, 2014).

Entre la escasa documentación histórica acerca de este baile, encontramos una primera referencia de don Laureano Barrera, quien señala en 1895 que, además de su baile, existía en el pueblo una hermandad dirigida por don Francisco López. A la sazón este baile estaba integrado por 38 chinos y tenía 41 años de servicio, por lo que su fundación habría ocurrido alrededor de 1854. La segunda referencia la encontramos en Principio Albás, quien plantea que dicho baile dataría de 1859.Por su parte, el propio Baile Chino no 8 ha recogido testimonios y antecedentes, según los cuales, el baile habría sido fundado en 1856. Si bien estas tres fechas no coinciden con exactitud, la incerteza es menor y todas las fuentes apuntan a que la organización de este baile habría ocurrido a mediados del siglo XIX, en un periodo histórico donde la organización de bailes chinos tuvo su apogeo, no solo en Andacollo sino en todo el territorio donde tiene presencia este tipo de manifestación ceremonial. Un aspecto que resulta interesante en este baile es su relación de complementariedad que se ha establecido con el Baile Chino N°1 Barrera. Bien sabemos que en la actualidad, este último congregó históricamente a descendientes de antiguos linajes indígenas y, como ya hemos visto, muchos de estos linajes fueron traídos desde otros lugares y regiones hasta Andacollo, confinados mediante el sistema de encomienda como mano de obra en las actividades de minería. Pero muchos de estos linajes continuaron ligados a su terruño y cada vez que era posible, ellos regresaban a sus tierras. De modo que es algo de antigua data el hecho de que los chinos del baile Barrera solo acudan a Andacollo para bailar a la Virgen en su fiesta de diciembre o fiesta grande. Dado que el Baile Barrera solo se reúne una vez al año, manteniéndose inactivo por el resto del año, ha sido el Baile Chino no 8, o Chino Andacollino, la hermandad a la cual le ha tocado dar continuidad a la presencia de los chinos en las demás fiestas del territorio y, además, permite el ingreso de chinos que no provienen de los linajes antiguos.

Nosotros le llevamos esto, ayudándole a ellos [Baile Barrera], se puede decir, en que ellos no están, por ejemplo, durante el año, que no están. Llevamos más de cien años nosotros haciendo esto, sacando la cara como baile, por decir, esta cosa de trasladar la imagen cada domingo de cada mes, deberían estar el grupo de ellos haciendo eso junto con nosotros también, pero no pueden porque como ellos se juntan, son gente, como le dijera yo, que viven a las afueras... Son así, gente que venían de afuera, de los ríos que se llaman, entonces se juntan para ese día de la fiesta nomás. Si nosotros por más de cien años hemos sacado la cara...

Nuestro baile, sus jefes y sus chinos: palabras de Juan León, jefe del Baile.

Muchos le llaman el número ocho, pero ese es el número que tiene. El verdadero nombre de nuestro baile es Baile Chino de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo. Ese fue el nombre que le pusieron cuando fue inscrito en 1856, cuando nuestros primeros jefes que formaron nuestro baile, que fue por allá por el sector de El Tomé, en una parte llamada las Guías Verdes, de ahí se formó nuestro baile, como un grupo de gente que lavaba oro, mineros. [Fue en] Angostura donde nosotros nos formamos. La Angostura queda p’arriba, cómo le dijera yo, está Chepiquilla, está El Tomé y Angostura, está en un tranque que había arriba, para el lado de la mina Hermosa. Había un tranque ahí, se llama Angostura. Es una quebrada que hay para allá, Angostura, El Zapallo, todo esos quedaban por ahí, están las canchas de riego que tiene la empresa ahora, por ahí [Compañía Minera Carmen de Andacollo], taparon con esto, eso ya no existe ahora. Han corrido a la gente. Le han pagado a la gente que vivía por ahí.

Por ser: la formación de nosotros fue así con un grupo de mineros que quiso hacer el baile, lo hizo y la primera persona que integró el baile fue el grupo de mineros que había, el que inició esto, el que impulsó. En el caso suyo, ya usted busca a ellos, me busca a mí, ya yo puedo ser a lo mejor su segundo o su tercero, habemos tres aquí y usted podía ser el primero. Porque ¿qué paso? Que usted dio la iniciativa, usted dio el empuje: «Hagamos esto, mira, yo tengo estos, tengo acá, hagámoslo». Entonces nosotros lo apoyamos a usted y ya entonces: «Ya, si tú me apoyaste, ¿cómo vas tú?», y «Vos, sé tú el primero», y «¿Estás para que tú hagas el segundo, por decir así, o el tercero?» Ya, nos juntamos un grupo de personas, qué se yo, a conversarlo con nuestras familias, a lo mejor la familia de nosotros nos apoyó y alguno de la familia de nosotros dijo «Ya, hagámoslo. Ya, yo soy abanderado». [Otro dijo] «Yo soy portaestandarte, hagámoslo». Se junta una plata, hacemos trajecito, ya por ser [por ejemplo], conversaron mejor primero, porque las conversaciones se hacen primero así, se conversa primero. Una vez que ya esté todo conversado, se va haciendo una cosa, los acuerdos, claro: «Yo voy a ser como secretaria», «Yo voy a ser tesorera», qué se yo, «Yo voy a ser la presidenta», en fin, algo así, «Ya, ¿qué hacemos ahora?», «Vamos donde el cura, vamos donde el curita». ¿Para qué? Para que el curita venga y lo inscriba como baile del Santuario... Se presenta, después viene, va y se presenta con el cacique, conversa con el cacique, que tiene que dar él la última palabra. El cacique, no el cura. El cura a uno lo inscribe nomás, pero primero, antes nadie, antes de formar el baile, antes que usted compre la ropa y todo, primero el cacique, él es el que tiene que saber primero, si hay cupo, si lo puede poner, cuales condiciones que usted tiene, cuánta es la gente que tiene, cómo juega usted, si usted tiene todos sus sacramentos, así, si su gente, los que van a seguirlo a usted como segundo, tercero, tiene su sacramento, cosas así, y otras cosas más que a lo mejor se me están olvidando ahora que están dentro de las disposiciones que le dan ahí a uno... Después con el tiempo, usted, por decir así, ya le aceptan su baile, usted va a salir, cuánto grupo de gente tiene ahí, tiene inscrito, ahí le dan el número también [del baile] que usted puede tener.
[...]
Yo quisiera darle a conocer este texto por parte mía, antes que nada para que usted se dé cuenta de lo que es nuestro baile. Aquí dice:

Andacollo, con fecha 29 de agosto de 1997, se logra dar con algunos datos del origen del baile chino de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo, conocido como el baile chino N° 8.

Este baile religioso se dice que se formó en las Guías Verdes, ubicada al interior de lo que fue la mina Hermosa, o sea, cerca del tranque de Angostura, según información fue en octubre de 1856, cuando se presentaron por primera vez y fue formado por un grupo de mineros y gente que lavaba oro en ese sector. Este baile, según información, lo conducía un familiar de don Marcelino Talamilla. En esa época este baile fue inscrito en el Santuario de Andacollo por el padre español de esa época de nombre don Lorenzo Rogelio, quien era en esos años el cura párroco de Andacollo. Después del fallecimiento de aquel jefe quedó al mando don Marcelino Talamilla, familiar del caballero que había formado [el baile]. El cacique que estaba en esa época era don Laureano Barrera y lo reemplazaba don Leoncio ravena y don Marcelino Talamilla, quienes eran en esos años su ahijado de [Laureano] Barrera y de la señora María Salomé de Barrera, además este baile participaba y participa en una procesión que se hacía cada primer domingo de cada mes, además de algunas fiesta patronales que se hacen dentro de la comuna [...] Hermanos todos en Cristo y en María Santísima, esta es la historia de algunos jefes de este baile religioso de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo. Don Marcelino Talamilla, después de conducir.
Después del caballero este quedó don Marcelino... después de conducido su baile, de servirle a la Virgen por muchos años, él se siente muy enfermo y manda a llamar a don Agustín Ruiz Piñones. [Él] es de la casa donde nosotros nos juntamos ahora. Este caballero que está aquí dice «Manda a llamar a don Agustín Ruiz Piñones para que se hiciera cargo de su baile» y como don Fermín Agustín Ruiz Piñones, ya él era su segundo jefe y así pasó a ser primer jefe del Baile Chino no 8. «Don Marcelino Talamilla nace...», ahí no hemos podido conseguir, está pendiente, «y fallece...», porque lo único que alcancé a ver en la lápida, donde apenas se nota «y fallece el 27 de julio de 1951». Ahí falleció el caballero este, el que tomó el baile por segunda vez. Don Fermín Agustín Ruiz Piñones, que fue donde llegamos ahí nosotros. [Él] conduce a su baile por más de cuarenta y cinco años. Después de una larga y penosa enfermedad, que también se enfermó el caballero después. Muchos años después, conversa con su familia y con su hermano Humberto para que se hiciera cargo de su baile, ya que su hermano era su segundo jefe también. En ese tiempo, en esos días don Agustín Ruiz Piñones fallece y queda como primer jefe don Andrés Humberto Ruiz Piñones». Aquí al reverso sale «Don Fermín Agustín Ruiz Piñones nace... y fallece el 15 de agosto de 1982». Ahí murió el caballero ese, el papá de las niñas donde llegamos ahí, a la edad de unos setenta y cinco años más o menos. Debe haber tenido setenta y dos en Andacollo. «Hermano después del fallecimiento de don Agustín Ruiz Piñones se acuerda de que se debería hacer una reunión ampliada para acordar quiénes de los chinos antiguos asumirían los cargos o cupos para jefe. Así quedó la terna por decisión y aclamación de la sala.

Como primer jefe don Andrés Humberto Ruiz Piñones», el cojito, que le decía yo, «como su segundo jefe don Luis Ernesto Carrizo Olivares». En ese tiempo Carrizo era un chino nomás, ahí lo pusieron como segundo ya, «Y comprometiendo como tercer jefe a don Juan León Castillo», o sea, a mí, ya me estaban como tercer jefe, a mí me metieron ahí esa vez como tercer jefe. Ya «Después de algunos años fallece don Andrés Humberto Ruiz Piñones», don Andrés, el cojito que le digo yo, «volviendo a hacer otra reunión para dar a saber de algunos cambios que hay en nuestro baile, tomar el mando. Así pasó a tomar el mando don Luis Ernesto Carrizo Olivares, como era el segundo, pasó a primero don Luis Carrizo y como su segundo don Juan León». Que yo ya era el tercero, sin querer.

Todos los 27 de diciembre se juntan en una pura comparsa los chinos de los bailes Barrera y Andacollino para trasladar a la Virgen desde la basílica al templo antiguo, lo que marca el final de la fiesta. Esta es parte de la formación de la fiesta del año 2009, de izquierda a derecha: don Meregildo Ramos, don Quintín Marín y don Mario Martínez (tamboreros), y don Gustavo Ossandón, don Juan León y don Hugo Pasten (abanderados). Manuel Morales Requena

¿Se da cuenta? sin querer... Esto fue muy luego, como que no sé, como que la vida, no sé... Y ahí donde yo sentía... «Y como su segundo don Juan León Castillo y aceptando como tercer jefe a don José Álvarez Pastén». Ahí ya tuvo que buscar otro puesto, otra persona: «Hermanos, como muchos de nosotros sabemos que don Luis Ernesto Carrizo Olivares estuvo como nuestro jefe por un periodo muy corto, pero como chino y servidor de la Virgen muchos años y muchos de los jefes de este baile religioso le han servido a Dios y a la Virgen del Rosario de Andacollo, por muchos años también…»

Referencia bibliográfica


Contreras Mühlenbrock, Rafael y González Hernández, Daniel (2014). “Será hasta la vuelta de año. Bailes chinos, festividades y religiosidad popular del Norte Chico”.pag. 261-283. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

  • Folio CNCA: 2410

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 24-07-2015

  • Ubicación: Región de Coquimbo - Andacollo

  • Composición: Masculino

  • Dominios específicos: Baile Chino

  • Inactivo

  • Visto 656 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión