Baile Chino de La Higuera N° 12 Arturo Zárate

Baile Chino

cultor colectivo
Documentado por: Dirección Regional Coquimbo

Reseña

Actualmente son 35 a 40 personas. En su mayoría sus miembros están dedicados a la agricultura, a la pesca y a la minería. Jefe baile Luis Gutiérrez. Los orígenes del baile en el pueblo de La Higuera se remontan al 25 de diciembre de 1862. Si bien es cierto este baile siempre fue compuesto por hombres hace como 5 años pasó a ser mixto por falta de miembros. Las principales familias son Diaz y Guitérrez. Su dedicación laboral se basa en la construcción, minería, algunos en pesca. Algunos flautones los realizó el "Indio Collo" pero en su mayoría se traspasan de generación en generación, los trajes fueron financiado por medio de proyectos.
Las principales fiestas que asisten son la Fiesta Chica y Fiesta Grande de Andacollo y las festividades zonales de La Higuera, El Trapiche, Punta de Choros, Los Choros, Caleta de Hornos, Chungungungo. Las fiestas de la Higuera son dos, la de Nuestra Señora de las Mercedes y la Fiesta Patronal del 8 de diciembre. Últimamente, hace aproximadamente dos años, están asistiendo a la Iglesia el Marai y a la de El Chacai.

De este Baile Chino, de tradición andacollina, tenemos algunas referencias históricas.
A continuación un extracto de lo escrito en el libro “Será hasta la vuelta de año” (Rafael Contreras Mühlenbrock y Daniel González Hernández, pag 201-234, 2014).

El Baile Chino de La Higuera es uno de los más distinguidos y con mayor tradición en el culto popular a la Virgen del Rosario de Andacollo. Tras revisar fuentes bibliográficas e iconográficas creemos que el origen de este baile tiene lugar hacia mediados del siglo XIX. Su organización y apogeo estaría vinculado al auge de la minería de cobre y hierro que, entre los siglos XIX y XX, tuvo lugar en dicha localidad. No obstante, no hay mucha claridad acerca la fecha precisa de fundación del baile. El destacado folclorista Juan Uribe Echevarría plantea que su fundación sería en 1880, en un mineral de cobre, aunque no cita fuente para tal aseveración. En distintas referencias bibliográficas se menciona que hacia fines del siglo XIX había en La Higuera dos bailes chinos. Uno de ellos estaba liderado por Agapito Rivera, el otro estaba bajo la potestad de Roberto Chirecumpa o Chincumpa. Según consta en el Libro de informes de Laureano Barrera —citado por Francisco Galleguillos—, en 1895 el baile de Rivera llevaba cuarenta y cinco años de servicios a la Virgen, y a la sazón tenía veintinueve hermanos bajo su dirección. Por otra parte, la revista La Estrella de Andacollo, órgano oficial de dicha parroquia, en su número 283 del año 1911, afirmaba que dicho baile chino tenía a la fecha cincuenta años de funcionamiento, confirmando la jefatura de Rivera y también la formación de veintinueve chinos, aunque sabemos que esta fuente contiene referencias con atrasos de entre dos y tres lustros. Según ambos documentos, el Baile Chino de La Higuera liderado por Rivera sería por entonces el tercero en antigüedad de entre los que participan en la fiesta, solo antecedido por el Baile Chino no 1 Barrera y el Baile Chino de Limarí. No sabemos con exactitud cuál es la base documental de estas afirmaciones, pero conforme a las fuentes revisadas en nuestra investigación hemos podido establecer que previo a la fundación del Baile Chino de La Higuera, a lo menos ya habían sido fundados bailes en Sotaquí, Huamalata, Tambillos y Tamaya.
Volviendo al Baile Chino de La Higuera, una fuente importante por su riqueza en datos e informaciones es el libro del padre Principio Albás, donde se destaca la importancia de la familia Rivera en el culto andacollino.
“En la lista de danzantes ilustres de la Virgen de Andacollo merece especial mención la familia y apellido Ribera, que dio varios jefes a uno de los principales bailes o comparsas de Chinos en el siglo pasado [XIX]; el primero de este apellido fue Santos Ribera, que en el año 1863 fundó en el mineral de La Higuera el baile de Chinos de este nombre; muerto o desaparecido, pocos años después, de la escena de Andacollo José Flores, que había organizado casi al mismo tiempo una comparsa de danzantes en el mismo pueblo, y queriéndose disolver sus miembros, Santos Ribera se ofreció a dirigir al mismo tiempo las dos comparsas, a pesar de la notable diversidad de indumentaria, movimientos, costumbres y táctica que caracteriza a estos bailes. Fallecido Santos Ribera después de haber dirigido con gran prudencia y acierto las dos comparsas, fue pasando sucesivamente su dirección a sus tres hijos: Agapito, Juan y Eusebio. Los dos primeros rigieron por pocos años los destinos de la doble comparsa; Eusebio, el último, alcanzó a los preludios de las grandes solemnidades de la coronación de la venerada imagen el año 1901.230.”
En la revisión de testimonios y relatos de hermandades antiguas, inevitablemente emergen las semblanzas y hazañas de sus jefes o cabezas, quienes incluso parecían ser más importantes que los mismos bailes. En efecto, se los puede apreciar como personajes de gran valía y aprecio. Inspiraban respeto y admiración no solo por su ascendente sobre un grupo humano, sino además por su capacidad de organización. Tal era así, que en no pocos casos, la muerte de un jefe sin una sucesión fuerte, significaba también la desaparición del baile. Por este motivo, cuando alguno de ellos moría, entonces el testimonio de sus vidas pasaba a ser parte del universo lírico que se ofrendaba a la Virgen. Así sucedió a la muerte de don Juan Rivera, jefe del baile en cuestión. Su deceso fue un hecho luctuoso, porque don Juan —sucesor de Agapito y antecesor de Eusebio— falleció víctima de una peste de viruela que asoló la región.
Decíamos que que fines del siglo XIX había en La Higuera dos bailes chinos. El segundo baile de chinos era liderado por Roberto Chirecumpa En las referencias aparece con trece años menos de servicio que el baile de don Agapito Rivera, esto significa que habría sido fundado a comienzos de la década de 1860. Según el padre Blas Hernández, gran recopilador de los testimonios y las historias populares de Andacollo y su Virgen, Chirecumpa habría muerto en 1905 a los 115 años de edad, tras 108 años de servicios a la Virgen. De acuerdo a este dato, el cabeza de baile habría sido chino desde los 7 años, es decir desde 1797. Es probable que Chirecumpa haya fundado este segundo baile chino en La Higuera y que no haya participado en el primero, por pertenecer a otro baile antiguo, que bien pudo ser el Baile Barrera. Blas Hernández destaca a este jefe higuerino como caso ilustrativo de la antigüedad de la tradición de los bailes chinos. La longevidad de este jefe era un hecho que no pasaba desapercibido. Es más, durante la primera mitad del siglo XX su caso aún era parte de la memoria social. En uno de sus cantos entonados en 1927 Francisco Lizardi dice que los años de Chircumpa «pasaron de cien». Otro tanto agrega Albás, quien reseña:
“No debemos pasar por alto el recuerdo de José Rosa Chircumpa, quien por su apellido lo mismo que por su talante y por los rasgos de su rostro, manifestaba bien la legítima descendencia de los primeros indios andacollinos. Si los años de servicio son un título de privilegio y no hay duda de que deben serlo, pues al menos son prueba inequívoca de fidelidad y distancia, bien creemos puede darse la primacía entre todos los servidores de la Virgen que conocemos por las crónicas a José Rosa Chircumpa, pues, según los datos que tenemos a la vista, sirvió a la Virgen por más de ochenta años... pues vivió todo el siglo diecinueve, y a excepción de los años de su niñez, los consagró todos al servicio de la Virgen.”
Después de 1927 no volvemos a encontrar mayor información documental acerca de estos dos bailes chinos de La Higuera. Solo en la fiesta de Andacollo de 1973 volvemos a tener noticias del baile chino más antiguo de La Higuera, mediante el registro que en dicho año hiciera Uribe Echevarría, de un canto que recogió de don Juan Maldonado, integrante de dicho baile chino higuerino que, a la sazón, parece ser el único de los dos que continuaba el servicio a la devoción.

  • Folio CNCA: 1096

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 15-01-2014

  • Ubicación: Región de Coquimbo - La Higuera

  • Composición: Masculino

  • Dominios específicos: Baile Chino

  • Visto 708 veces

  • Galería de imágenes

    mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Agustín Ruiz
    Daniel González
    Julia Walker
    Sugerir Revisión