Agrupación de Mineros Artesanales de Oro de Santa Celia

Minería de oro

cultor colectivo
Documentado por: Luna Meza Urrutia

Reseña

Los mineros de Santa Celia remontan su historia alrededor del año 1910, estos llegan atraídos por la gran cantidad de oro que dormita en el territorio. A través de generaciones se ha transmitido el oficio, lo cual deja de manifiesto que las familias que hoy se desempeñan en los piques mineros conservan una historia desde tiempos de antaño.

Los miembros de la Asociación Minera de Sta. Celia se han involucrado en este trabajo de diferentes formas, desde ayudar a sus padres y abuelos en la labor diaria, pasando a ser parte de empresas que estuvieron extrayendo mineral en diferentes épocas del siglo pasado, hasta hoy en día que se han organizado desde 1992 para desarrollar su propia labor. A través del tiempo han demostrado una gran experiencia reconocida a nivel nacional, ya que muchos de ellos son convocados desde diferentes sectores del país para la identificación de posibles vetas del preciado metal. Pero sin duda que aún mantenerse trabajando cotidianamente en tan difícil oficio artesanalmente, demuestra una aguda intuición que espera encontrar esas grandes pepas de oro que guardan las montañas.

Una de las características principales del oficio del sector es la realización de piques mineros que se ramifican bajo el río Cólico. Durante las épocas de primavera y verano, desplazan su trabajo desde las montañas hacia el lecho del caudal acuífero, para introducirse en la búsqueda del oro que dormita bajo este. Para la realización de estas labores mineras es necesario ser cauteloso y aplicar un gran conocimiento que permita crear piques seguros y dinámicos, lo cual demuestra una gran versatilidad en su labor.

El oficio del pirquinero artesanal, corresponde a un oficio tradicional transmitido de generación en generación de padre al hijo, de tío a sobrino del abuelo al nieto desde los primeros tiempos en la historia de La Imperial, hoy Carahue. No hay una temporalidad específica para la extracción del metal, pero lo que antaño era un oficio cotidiano de todos los días, que concentraba a un gran número de mineros y familias, hoy se desarrolla en forma diaria, solo combinada cada cierto tiempo, con otras prácticas económicas que permitan el sustento de las familias (pequeña agricultura y elaboración de carbón).

El trabajo que realizan los mineros de Santa Celia, se caracteriza por ser un oficio de tipo colectivo, en el cual la cuadrilla desempeña un rol importante en la organización, tanto para la extracción del material como en la distribución de las ganancias del trabajo realizado. Esta estructura de trabajo horizontal es heredada desde los comienzos de la minería en la zona, es así que desde muy jóvenes quienes se embarcan en esta labor desarrollan un alto sentido de solidaridad y compañerismo con su comunidad en general.

La organización tradicional del trabajo, se remonta desde las primeras instalaciones mineras alrededor del 1910 con la llegada de los primeros colonos. Interrumpida en algunas ocasiones por empresas mineras que llegaron a la zona, aún se mantienen vigentes las formas de practicar el oficio minero como antaño en todo el territorio de Santa Celia y alrededores.

La tecnología tradicional utilizada se manifiesta en diferentes aspectos del trabajo minero, es así que sus herramientas son el chuzo, barretas, cuñas, martillos tipo combo, angarillas (carretillas transportadas por dos personas), canaletas de madera, challas y picotas, con las cuales van formando los piques mineros y túneles que son apuntalados con técnicas ancestrales por medio de maderos instalados al interior de las minas. Esta tecnología es utilizada en todo el sector de Santa Celia desde el 1910 en adelante. Si bien esta metodología de trabajo se mantiene en los pirquineros de la zona, también se ha trabajado con pistones en las épocas en las cuales se han instalado empresas externas, las cuales llegaron con esta tecnología, sin embargo al momento de abandonar las empresas las labores mineras se retiran con toda su maquinaria.

Los mineros de Santa Celia, en la comuna de Carahue, ejercen su labor día a día en búsqueda del oro que se esconde bajo la tierra y fluye por los ríos del sector. No existe escuela de pirquineros, sino solo lo que los compañeros más experimentados y mayores pueden mostrar y enseñar, los conocimientos son transmitidos oralmente, construyendo historias, narrativas, sonidos y vida en torno a la búsqueda del oro.

Carahue cuenta, entre su historia con una época dorada en la que la extracción del oro potenció el desarrollo y la inversión, así como la llegada de un importante número de personas y familias, muchos migraron una vez que las empresas de extracción se fueron, pero hubieron unos pocos que se quedaron y mantuvieron un oficio que hoy se postula como tradicional en la cultura carahuina.

Video relacionado



  • Folio CNCA: 2736

  • Tipo: Cultor Colectivo

  • Fecha de registro en SIGPA: 23-06-2016

  • Ubicación: Región de la Araucaní­a - Carahue

  • Composición: Mixto

  • Dominios específicos: Minería de oro

  • Visto 593 veces

  • Destacado Tesoros Humanos Vivos 2012

  • mapa de ubicacion

    cooperaron con este registro

    Jorge Maldonado Soto
    Sugerir Revisión