Comunidad Colla de Río Jorquera y sus afluentes
Colectivo cultural / Colla / Ganadería / Veranadas / Yerbateros
Copiapó, Atacama

En la Cordillera de los Andes, en la región de Atacama, habita la comunidad colla de Río Jorquera y sus afluentes. Son hombres y mujeres herederos de una cultura en movimiento, una tradición trashumante. La historia reconoce la presencia de los collas en nuestro territorio desde la segunda mitad del XIX cuando llegan a Chile provenientes desde Argentina y del sur de Bolivia para instalarse en el Salvador, Potrerillos y San Pedro de Atacama. Por años se les reconoció como familias aisladas que, esparcidas en el desierto, compartían la costumbre de criar ganado.

Actualmente, y como resultado de un gran esfuerzo de reivindicación y gestión, la población colla ha logrado ser reconocida por el Estado de Chile como parte de sus pueblos originarios. Compuesta por cerca de 60 familias, a través de sus prácticas dan continuidad a un cúmulo de saberes y costumbres ligados a un territorio de altura. Son representantes de una cultura que se adaptó a una zona hostil, que tuvo que reconocer y apropiarse del clima y la geografía para sobrevivir en él. La vida cotidiana transcurre al ritmo de actividades productivas entre quebradas, sol y el frío desierto.

Aunque en la actualidad la trashumancia entre países vecinos se ha ido perdiendo y debieron optar entre permanecer en el territorio chileno o regresar a Argentina, el conocimiento de las rutas y pasos fronterizos siguen formando parte su acervo cultural y les ha permitido, mantener viva una intensa actividad ganadera con la que se identifican: son arrieros de mulas, caballos y cabras.

Cecilia Astudillo, postuladora de la comunidad al reconocimiento Tesoros Humanos Vivos 2010, los describe de la siguiente manera “comunidad de Río Jorquera que habita en el sector cordillerano de la Región de Atacama, continúa dedicándose a la crianza de ganado, bajo el sistema de veranadas e invernadas en busca de alimento para sus animales, costumbre que se ha repetido por generaciones. Continúan realizando una importante labor para la recuperación y fortalecimiento de su cultura, sus raíces y su patrimonio”.

Reconocimiento Tesoros Humanos Vivos 2010


Obtiene el Reconocimiento Tesoro Humano Vivo por poner en valor la práctica de la trashumancia en territorio chileno, y con el fin de apoyar y valorar el esfuerzo que están realizando en el trabajo de transmisión de su saber ancestral hacia las generaciones más jóvenes.

Ubicacion
Fotografías
Videos