Repunte

El repunte es una festividad asociada al señalamiento o identificación del ganado ya sea de propiedad individual, familiar o comunitario. El primer día es de llegada, arribando los pastores con sus ganados durante todo el día. El comité de organización (compuesto por crianceros que pastorean cerca de la meseta) los recibe con asado de caprino y bebestibles. Los crianceros acampan en carpas y en majadas existentes en el lugar. En el segundo día se realiza "el repunte", para lo cual se cuenta con dos enormes corrales para separar el ganado y proceder a su marcaje con distintos colores según su propietario y estado de gravidez (las preñadas serán las productoras de leche durante el verano). Cada criancero participa reconociendo su ganado. La meseta se ubica en una zona central para los crianceros ahí reunidos, cuyos ganados se encontraban mezclados en las montañas por el pastoreo a distancia. De esta forma se marcan los caprinos en comunidad, contabilizando las pérdidas y evitando su apropiación por otros productores. Además, es una instancia crucial para socializar con familiares y amistades que no se ven gran parte del año debido a sus funciones pastoriles. Por la tarde se realizan carreras a la chilena, numerosos asados de "capado" y se consume gran cantidad de queso de cabra de diversas maneras preparado. Se bebe abundante cerveza, vino, para terminar por la noche compartiendo en fogatas con música ranchera y cueca. El tercer día es de descanso y comienza el retiro de los crianceros hacia sus majadas de altura y caseríos cordilleranos.

Registros (1)