Recolección de digüeñes

La actividad de recolección se da de forma espontanea en las familias mapuche-campesinas, principalmente, durante los meses que principian la primavera.
Su venta se realiza en ferias locales, siendo su venta un importante ingreso para la economía del hogar.
En La Araucanía, está actividad se realiza en las comunas de Teodoro Schmitd, Cunco, Vilcún, Nueva Imperial y Carahue.
El digueñe pertenece a la especie Citaria, de la cual hay cinco variedades que crecen generalmente en los hualles y otras especies del bosque nativos del sur de Chile

“Pedro Caniuman, mapuche de cuarenta y cinco años, se dedica a la recolección de digueñe. Debe pedir “permiso a los patrones” para ingresar a sus campos y poder, así, “apalear el hualle”, nominación, esta ultima, que recibe en nuestro país la especie arbórea del roble. Los digueñes crecen sobre la corteza de la especie nothofagus (robles, lengas y ñirres), árboles nativos del sur de chile: también, estos hongos son conocidos con el nombre de “pinatras”. Se consumen crudos y en el pasado, los ascendientes de Pedro Caniuman, los utilizaban para hacer chicha. Es común, según refiere, que en este trabajo de recolección participe toda la familia: este proceso debe realizarse rápida y cuidadosamente para mantener el digueñe en buenas condiciones, dada su fragilidad y así poder trasladarlos en buenas condiciones a Temuco”



Referencia bibliográfica:

DAVINSON G.; KETTERER L.; (2006) “Culturas de mercado, rutinas de vida”, Temuco: Ediciones, Universidad de La Frontera

Registros (1)