Minutero

Minutero es el nombre que se le da al "Fotógrafo de cajón", con frecuencia se encontraba en las plazas, playas y en general espacios donde se concentraba mucha gente, especialmente los días domingos o festivos, llevando su “cámara de cajón” a cuesta, publicitando su trabajo con frases como “fotos al minuto” o, al momento de tomar la fotografía: “mire al pajarito”, que era un loro que instalaban en la parte delantera de la cámara, que servía para que el cliente fijara la mirada atentamente en el lente que captaba la imagen.

En Chile la fotografía minutera se conoce desde los comienzos del siglo XX y perdura hasta la década de los 80, época en que empieza lentamente a reemplazarse por las modernas máquinas fotográficas de avanzada tecnología y hoy, son unos pocos quienes siguen ejerciendo el oficio de “fotógrafo de cajón” o “minutero”.

La fotografía minutera se masificó durante todo ese tiempo y permitió que las familias de todas las clases sociales tuvieran la posibilidad de retratarse, además de los espacios ya mencionados, en las fiestas populares como el 18 o las de fines de año, en que la población lucía tenidas confeccionadas especialmente para esas fechas.

En la cámara o cajón se lleva a cabo todo el proceso fotográfico, desde la toma fotográfica (en negativo) hasta su positivado químico. Los componentes de esta caja/cámara se muestran en las imágenes que se adjuntan, recogidas de diferentes publicaciones.

Registros (1)