Hojalatería

El uso de coronas de papel y de lata era una práctica recurrente en los antiguos cementerios en las oficinas salitreras de la pampa tarapaqueña, probablemente obedeciendo a la poca duración que tenían las flores naturales en las condiciones climáticas del desierto. Con el cierre y la desaparición de las oficinas salitreras y el traslado de las poblaciones que habitaban la pampa , este oficio comienza a perder fuerza , a esto se suma la aparición de las flores artificiales, las cuales tiene un costo inferior a las de papel , elaboradas de manera artesanal. Las coronas son únicas, ya que al ser elaboradas de forma manual hace que no se repitan. Existen preferencias en los colores según la edad de la persona a la que se visita en el cementerio, para niñas se prefieren los colores rosa, celeste y blanco para niños y morados para gente adulta. La corona es circular y se cubre con papel seda o volantín plisado, se le insertan flores de colores vivos. Las coronas de hojalata son de forma circular y se le colocan hojas de lata pintadas con esmalte de color verde, luego se agregan rosas de lata , esmaltadas de colores naranjo y rojo mayormente. Las coronas de lata tienen mayor duración y además son posibles de reparar, labor que también realizan los hojalateros.

Registros (4)