Herrería

La artesanía en forja es una tradicional actividad del desarrollo de las artes en Chile que deriva de la forja toledana. Se les denomina herreros o forjadores a las personas que trabaja el hierro para fabricar distintos utensilios y herramientas de hierro forjado. Las primeras labores fueron realizadas por artesanos foráneos, los cuales se fueron perfeccionando principalmente en los talleres de los jesuitas de Calera de Tango. Constituidos en talleres, elaboraban artefactos rústicos y otros de gran categoría artística, para el uso ornamental y práctico de la arquitectura, y el uso doméstico.
Con el tiempo y la llegada de nuevos estilos, este oficio fue desapareciendo, encontrándose actualmente pocos cultores que se dedican a la forja en fierro.

Se contempla también la artesanía en acero para caballos corraleros como por ejemplo la elaboración de espuelas, frenos o embocaduras. Las técnicas que se utilizan en la espuelería fueron traída desde España por los jesuitas, los cuales se instalaron con sus talleres difundiendo su artesanía llamada "damasquinado" o "ataujía". Esta se define como una técnica de incrustación de metal noble a un hierro que también porta grandes detalles ornamentales, dejando en evidencia el trabajo minucioso de los espueleros.

Registros (24)