Comparsa de lakitas

Agrupación eminentemente instrumental que interpreta diversos géneros musicales populares y tradicionales, especialmente los provenientes del mundo andino aymara y oriente de Bolivia, mediante un tipo de ensamble conformado por una sección polifónica de flautas de pan llamadas laka o pusa zampoña y una sección de percusión que incluye bombo, caja y platillos.

Agrupación eminentemente instrumental que interpreta diversos géneros musicales populares y tradicionales, especialmente los provenientes del mundo andino aymara y oriente de Bolivia, mediante un tipo de ensamble conformado por una sección polifónica de flautas de pan llamadas laka o pusa zampoña y una sección de percusión que incluye bombo, caja y platillos.

La presencia de la flauta de pan es de larga data en el mundo andino. Los primeros antecedentes de flautas de pan en esta región de América las encontramos en la cultura Wari alrededor del siglo V d. C. Actualmente, la flauta de pan se haya en diversas culturas musicales de Sudamérica, variando en formatos, sistemas de afinación, forma y funciones. La laka se entronca con la tradición de la flauta de pan en Sudamérica y representa uno de los tantos sistemas de ensamble en es usada actualmente.

La versión más recurrente en el norte grande de Chile, es la denominada laka, consistente en dos cuerpos conformados por sendas hileras de tubos hechos de caña amarrados rectilíneamente, donde cada cuerpo forma escalas en intervalos de terceras mayores y menores, de modo tal que al relacionar ambos cuerpos conforman una escala diatónica. Uno de los cuerpos que integra la laka es de género masculino, se lo denomina Ika, habitualmente tiene seis tubos y contiene la nota base del tono, es decir, la nota Mi del tono menor (primer tubo grave) y la nota Sol de tono mayor; el cuerpo complementario es llamado arka, es de género femenino, tiene un tubo más que el Ika pues comienza en la nota Re grave y posee todas las notas complementarias para formas la escala diatónica.

Esta característica constructiva demanda la presencia de dos músicos para la ejecución de cada una de las flautas, los que en todo momento deben coordinarse y complementarse a fin de obtener la melodía interpretada. Como se ha indicado sumariamente, la comparsa de lakas está compuesta por una sección de sopladores o lakitas y otra de percusionistas. La primera sección se subdivide en cuatro cuerdas o registros, a saber: zanja, kontra, liko o malta y shule. Todos los registros menos la kontra, son afinados en escalas diatónicas cercanas al tono de sol y las fluctuaciones no van más arriba de la ni más abajo de fa. La contra, en cambio, se afina una 5° más aguda sobre la zanja. La formación convencional de una comparsa de lakitas en Chile: 1 zanja (dos sopladores); 1 kontra (dos sopladores); 2 liko o malta, uno de ellos el liko cantor o el que hace los repiques y cortes (cuatro sopladores); 1 shule (dos sopladores). A estos diez músicos se les suman tres más de la sección de percusión, por lo que habitualmente una comparsa se forma con trece músicos.

En Chile la comparsa de lakitas es propia de las fiestas patronales que tienen lugar en los pueblos aimara de quebradas, precordillera y altiplano de las regiones de Tarapacá y Arica-Parinacota. No obstante, con la migración urbana esta expresión comenzó a cobrar presencia en las ciudades de Arica e Iquique, ocupando un lugar importante en los tambos y actividades universitarias de las décadas de 1970 y 1980. Junto con esto, la comparsa de lakitas comenzaron a tener presencia en festivales y otras actividades artísticas. Hacia mediados de la década de 1980 comienza a participar en la fiesta pampina de la Pascua de Negros, celebrada el 6 de enero en el pueblo de La Tirana, extendiéndose entre los bailes de pastores que celebran la imagen sagrada. Hacia fines de la década de 1990 la comparsa de lakitas entra en el programa de actividades extraprogramáticas de las escuelas públicas de la municipalidad e Iquique. Cientos de adolescentes aprenden a tocar y comienzan a aportar con su música en algunas de las fiestas patronales de la región. Una vez adultos, esos mismos estudiantes han conformado importantes comparsas que surten de música a los diversos festejos de la región.

Registros (13)