Carreras a la chilena

Las carreras a la chilena son fiestas populares tradicionales que congregan a cientos de personas quienes vienen en familia a disfrutar no sólo de algunas carreras de caballos donde se apuesta libremente sino también de las ramadas donde se escucha música tradicionalmente folclórica con grupos locales tocando en vivo y animando el baile, con venta de comidas tradicionales campesinas como empanadas, chicha, asados y dulces como calzones rotos. Al inicio se hace la presentación de los caballos para que la gente los pueda apreciar y se entusiasmen para apostar por alguno de ellos. La cancha mide 200 mts tradicionalmente, aunque hay agunas más cortas o las carreras en sí se hacen más breves. Los caballos son montados por jinetes exclusivamente hombres y los caballos no llevan riendas sino una "jáquima": que es una especie de armazón que se le pone en la cabeza al caballo para guiarlo en la carrera. Se realizan apuestas con alguien que actúa com "caja". Previo a cada carrera, los caballos se disponen detrás de una especie de tarima que no permite ver cuál saldrá primero) donde existe un "gritón", una persona encargada de dar la señal de la partida medinate un grito certero. También dentro de la organización existe una persona especializada que se coloca al final de la cancha y que actúa como juez de la carrera, estableciendo el ganador, se le llama "veedor".

Registros (12)

Inicio << Anterior / 2 Siguiente >> Fin >> Registros: