Canto a la Daira

El canto a la daira ( o canto a la rueda ) dio origen a "La Chilena" o Cueca Tradicional. Es el cantar de los cantares y lo trajeron los moros-andaluces a América, durante la Conquista Española. Esa modulación incesante de la melodía fue un grito tradicional Al-andaluz, ya que como pueblos nómades es el único arte que podían cultivar.

“El canto a la daira es un código donde están escritas todas las leyes del arte, para exponer sobre nosotros la presencia soberana, de su juego interior, y de la compleja tarea de su desciframiento. Los lazos históricos de la materia y el espíritu, ligaban al mundo del arte con la sinfonía del cielo, así que la expresión de una obra de arte no es el artista trasmitiendo su espíritu y sentimiento, ni es el poeta un mártir que sufre sus poesías, sino es el continuo movimiento de las leyes del cosmos, y la unidad orgánica de la naturaleza.. El canto a la daira, es la médula del arte con que se va condensando y reduciendo todo lo que vendría a ser un resumen de resúmenes, diciendo muchas cosas en un corto tiempo y espacio.”

No se caracteriza la cueca por ser sentimental, ni por ser picaresca, ni por mostrar pasajes de la historia o de la vida cotidiana, la cueca lo es todo dependiendo del animo del cantor, del lugar, de la naturaleza. Por ello entonces la llamamos daira, porque es un canto que al nacer del alma descifra el ámbito del cantor, su entorno y ellos van de la mano con el estado anímico.

El canto a la daira es el canto geométrico del sonido que refleja las relaciones astronómicas exactas de los planetas. Esta geometría cantada, hexagoniza el instrumento que también redondo o cuadrado es el principio del símbolo de la cuadratura del círculo, es por demás evidente que los principios formadores y ordenadores del mundo no reglan en determinado modelo geométrico, si no, en principios que hayan sido correctamente interpretados y aplicados.

El canto a la daira se hizo "carne de álamo" y en las manos del cantor(ra), significante de su arte. Contiene el curso de los astros que rige sus movimientos y los seis versos desarrollados de la copla, correspondientes a los seis costados del pandero en métrica de ocho. Las sonajas, que son planetas y cantores imitadores de la música de las esferas y peldaños de la escala terráquea, son dispuestas en dos pares que son cuatro y cada par en las dos órbitas del bastidor son primas y segundas voces. Así la daira es réplica del universo y morfológicamente parangón del sistema solar, como tal es la música y verso de la chilena, que son uno en doble forma, una abstracta y otra concreta para poder decir que la daira "se puede tocar" literalmente hablando.
La daira como fórmula de reducción de la grandeza circundante... comprime formas e ideas como la antes expuesta...

La geometría del canto
desarrollada en la copla
son del pandero los cantos
que lo formulan y acotan
la regla tiró versos
bien alineados
y el compás dibujó
los seis costados
los seis costados, sí
divina echura
que hicieron circular
la cuadratura
la daira de una horma
saca dos formas.

Registros (1)