Baile Catimbano

Danza devocional promesante de carácter generalmente masculino, propia y exclusiva de la tradicional ceremonial de la región de Antofagasta, que se ejecuta para las festividades de la Virgen Tránsito o Asunción de la Virgen y San Pedro y San Pablo. Las vestimentas se caracterizan el uso de pañuelos en la cabeza, que asemejan el vuelo de las perdices.

El baile de los Catimbanos tiene como origen el ayllu de Sequitor y, al parecer, es el más antiguo de San Pedro. Hay testimonio de que este baile participó en una procesión en Andacollo el año 1830. También existe un estandarte que demuestra que los Catimbanos bailaban en San Pedro por los años 1922-1927. A través de testimonios orales, se sabe que los Catimbanos salían en las procesiones durante los años 1940. Éste es un baile promesante o compuesto por personas que pagan manda. Está consagrado a la Virgen de la Asunción, cuya celebración festiva tiene lugar todos los el 15 de Agosto. “En la actualidad hay dos bailes Catimbanos en San Pedro: el de Yaye y el de Quitor. Don Gabriel Selti, oriundo de Sequitor y patrón original de baile, se casó, por los años 1960-1970, con doña Jacinta Pastrana, oriunda del ayllu de Quitor y se fue a vivir allá, llevando a los Catimbanos. A partir de ese momento el baile salió desde Quitor. Sin embargo, en esa misma época, el baile continuó saliendo en Sequitor. Hace unos 30 años atrás, lo volvió a retomar doña Anita Selti, esta vez en Yaye.” Significado “Este es el baile más grande de todos los bailes religiosos tradicionales, tiene alrededor de 24 integrantes. Los Catimbanos representan a una familia de perdices con todos sus polluelos y se organizan en dos filas, por parejas. También existe la versión de que los Catimbanos representan a los cargadores del Inca. Tradicionalmente este baile está compuesto por puros hombres pero, en los años 1980, en Sequitor, también bailaban mujeres. En Quitor siempre han bailado puros hombres. En el actual (Baile) Catimbano de Yaye a veces bailan mujeres ya que algunos alféreces consideran que no se le puede negar a ningún promesante el derecho a manifestar su devoción. En este baile, los bailarines más antiguos van en la cabecera de la fila y, de ahí hacia atrás, van los jóvenes y niños hasta llegar al pichulo, el más chiquito de todos, que no pasa los 2 o 3 años. Los Catimbanos tienen dos gritos y ambos se asemejan a aquel de los polluelos perdices: “¡Tujuitujuitujui! ¡Tujuitujuitujui!” y “¡Tucutucutucu!” Los acompañan dos achaches: Araucano y Araucanito y los niños mayores, con caja y guitarra.” Descripción de los personajes “Los Catimbanos visten pantalón de color, camisa blanca y una corona en la espalda decorada con lentejuelas doradas y espejos, pañuelo en la cabeza y gorro de forma cuadrada con otro espejito redondo en la frente que representa a un sol. Las máscaras son blancas e inexpresivas.” “Los achaches Araucano y Araucanito, visten camisa y chaqueta sin mangas, pantalones bombachos, polainas y bototos. Un pañuelo colorido cubre sus cabezas y un gorro cucurucho cuelga hacia atrás. Las máscaras muestran a un hombre blanco y barbudo, en sus manos llevan un lazo y sus espaldas están cubiertas por las plumas del suri (ñandú), cuyo cogote y cabeza caen sobre el hombro de los achaches mientras abajo cuelgan las patas del animal. Ellos representan a los antiguos y las plumas del suri son símbolo de autoridad. No se sabe bien por-qué se llaman Araucano y Araucanito pero son los guardianes del baile, animan a los bailarines, velan que sus protegidos puedan realizar las mudanzas, cuidan a sus polluelos e imponen su autoridad. Araucano es el que manda. Con voces potentes y guturales ordenan: “¡Bulla! ¡Bulla niños!” y ellos responden: “¡Tucutucutucu!” Antiguamente, los achaches de otros bailes solían a veces robarse a un polluelo y Araucano y Araucanito tenían que rescatarlo.” “Los niños mayores son dos en el baile de los Catimbanos. Uno toca la caja y el otro la guitarra. En este caso los dos niños mayores visten también el traje de catimbanos y, por lo general, se trata de jóvenes que empezaron bailando como polluelos hasta llegar a transformarse en los músicos del baile.” “El mozo se ocupa de atender a los bailarines, darles refresco, arreglarles la ropa y cuidar sus máscaras.” “El estandarte es llevado por una persona de confianza e involucrada con el baile y se coloca frente a la comparsa.” Música y danza “La música de los Catimbanos está marcada por los rasgueos de la guitarra y el ritmo de la caja. A esas melodías se agrega el sonido de las palmas de los niños y su zapateo marcando el ritmo de manera singular.” “Los Catimbanos bailan en dos filas, una detrás del niño mayor con la caja y la otra detrás del otro niño mayor con la guitarra. Cada polluelo tiene su pareja y el baile se desarrolla con total sincronía. La danza o beña tiene 3 mudanzas: - 1° Encadenada, sacada de 1 y cruza de 2 - 2° Pabellón simple, pabellón doble y escuadra - 3° Jugada por medio, mudanza y vuelta de achache (antes la llamaban “palo viejo”).” “Éstas son figuras y cada figura es un paso. Salvo en la mudanza se paran todos en la orilla y ahí se tocan las palmas y entra el zapateo, durante el zapateo el achache se luce. Es la figura central, tiene que ser divertido, si es apagado la gente se burla. A los pasos de los Catimbanos se les llama el “Paso Catimbano.” Los ensayos “Durante todos los fines de semana, en Junio, se llevan a cabo los ensayos del baile en la casa del alférez. Los ensayos no sólo son importantes para refrescar la memoria sino también porque ahí se entusiasman sobre todo los niños, aprenden a bailar y se definen las comparsas. Allí no sólo se reúnen los bailarines y los músicos sino también muchos vecinos que van a mirar los ensayos y así se produce el entusiasmo.” Víspera y procesión “El baile de los Catimbanos sale para la Asunción el 15 de Agosto y para San Pedro y San Pablo, el 29 de Junio. La fiesta se celebra durante dos días, la víspera y la procesión. En este caso no se arman dos comparsas, bailan los mismos niños. Pero los trajes sí cambian: la víspera los Catimbanos visten un traje de un color y para la procesión de otro color.” “La víspera el baile se dirige hacia la iglesia del pueblo al atardecer, hacen su beña en las esquinas y se dirigen a la iglesia donde se celebra una misa. El sentido de la víspera es dar el saludo inicial a la Asunción y San Pedro y, por medio de este saludo, anunciarle que se celebrará su día a la mañana siguiente con misa y procesión, como corresponde.” “El día de la procesión los bailes salen temprano de sus ayllus. Una vez en el pueblo, hacen el golpe –una beña – en todas las esquinas donde ahora se han dispuesto mesas representando las estaciones hasta llegar a la iglesia. Cada baile tiene su recorrido. Por lo general, sobre todo para el 29 de Junio, se juntan muchos bailes que vienen a saludar a Santo Patrono del pueblo, se arma una procesión muy grande. Se sacan todas las imágenes de la iglesia y cada baile le rinde tributo a San Pedro y al santo o virgen de su devoción.” La boda “Llegando a la casa del alférez el baile hace una beña y luego es invitado a la boda. La comparsa ocupa el primer lugar en la mesa. Se dan los respectivos agradecimientos, tanto al baile como a los alféreces y se ve quién será alférez el próximo año. La segunda mesa es para los acompañantes.” La desvestida “Para la desvestida de Los Catimbanos se nombran a 2 mujeres o 2 varones entre las personas que están mirando. Ellos tienen que hacer una figura y una remachada y luego tienen que permanecer inclinados en ese mismo lugar. Ahí los mozos se encargan de recorrer las dos filas de bailarines y recogen primero sus gorros, luego el resto de la ropa y la entregan a las 2 personas nombradas anteriormente. Ellos deben entregar las prendas al patrón del baile y contarlas ya que si falta una tienen que pagar bailando. Los últimos en desvestirse son los achaches así es que estas 2 personas quedan vestidas de achaches. La desvestida termina con el manteo de los 2 niños mayores y de los achaches.”

Registros (1)