Artesanía en cuero

La artesanía en cuero se refiere a la confección manual de una diversidad de objetos utilitarios y decorativos en base a la transformación del cuero curtido de animal, tales como vacuno, cerdo, caballo, oveja y salmón. Dentro del trabajo decorativo se considera la marroquinería, el rubro de la fabricación de accesorios y prendas hechas en cuero.
En Chile el oficio de los talabarteros frecuentemente implica la fabricación de objetos para caballos y jinetes, tales como aperos, estribos, riendas y monturas, que en sí conlleva un trabajo mixto ya que combina el tallado en madera, la talabartería y la forja. El conjunto de saberes y destrezas resulta en la elaboración de objetos utilitarios al igual que la fabricación de artículos para la indumentaria del huaso chileno.
Una curtiembre, curtiduría o tenería es el lugar donde se realiza el proceso que convierte las pieles de los animales en cuero. Las cuatro etapas del proceso de curtido de las pieles son: limpieza, curtido, recurtimiento y acabado. Se debe quitar el pelo, curtir con agentes de curtimiento y tinturar, para producir el cuero terminado.
El proceso, desde que pone el cuero al agua y está listo para ser usado como materia prima en la confección de algún elemento, toma aproximadamente 2 meses. El proceso comienza cuando se carnea el animal, faena en que debe tener un cuidado especial para que el cuero no se manche con sangre, después de esto, saca el cuero sin usar cuchillo, lo saca tirándolo, luego lo remoja en agua fría por 15 o 20 días; le saca el pelo y coloca el cuero en la corriente del río, también realiza esta labor colocando el cuero en ceniza, bien enjabonado para que salga el pelo de raíz, pero esta última técnica genera un olor putrefacto por la descomposición. Estas técnicas no las lleva a cabo en la temporada de invierno debido a que el agua se escarcha. Una vez remojado el cuero no lo curte, lo soba, [“Manejar y oprimir algo repetidamente a fin de que se ablande o suavice.” (RAE, 2013)], y le agrega sal, luego de eso lo estaquea y lo deja secar. Una vez seco el cuero, puede hacer varios trabajos, como por ejemplo, pierneras, las que hace de chivo o de nonato, ya que el cuero es más delgado y no incomoda su uso.

La soguería tiene directa relación con la actividad rural y ganadera, y el uso del cuero crudo da por resultado las distintas riendas que son utilizadas por los arrieros. Para hacer soga no se curte el cuero, se soba a mano, el cuero de vaca se usa para hacer cuerdas, sogas, bozal, ya que es más grueso, el cuero de yegua es más fino, de este saca tientos (hebras) para hacer trenzas o terminaciones más finas como para tapar botones, etc. Con un trozo de cuero cuadrado de 2 cm. aproximadamente, con un pequeño agujero en el centro confecciona una herramienta para sacar un tiento con una dimensión uniforme, estando húmeda la lonja (tira de cuero) más fácil saca el tiento. Una vez cortado se “desvira” (saca la orilla por un lado y después por el otro) para que quede parejo. Hoy en día el trabajo de curtiembre de cuero y los derivados de este, como la soguería, son prácticas cada vez más escasas, ya que por una parte, las nuevas generaciones no tienen interés por aprender estas manifestaciones, tampoco existe una preocupación por parte de la gente, por el uso de la soga u otros derivados del cuero, ya que las sogas plásticas han ocupado su lugar.

Registros (47)

Inicio << Anterior / 5 Siguiente >> Fin >> Registros: