Amanse de caballos

El amanse implica darle costumbre a un caballo para que pueda trabajar con humanos de forma cooperativa. Lo que prima es que el caballo quede manso para ser montado. La amansa del caballo dura aproximadamente dos meses y comienza en una media luna arenada donde llegan los potrillos nuevos y donde el amansador, acompañado del caballo, le enseña a tomar las curvas, a reconocer sonidos que le indicarán cuándo debe acelerar o cuándo debe bajar su velocidad y se le enseña que deberá aceptar el ser montado y guiado por una persona. Cuando la amansa esta avanzada y el potrillo se ha entregado un poco mas, se le pone la montura y empieza a familiarizarse con otros elementos que serán parte de su vida como competidor.



El oficio se relaciona con la preparación, amansar caballos, y enseñar los jinetes para correr rodeos. El proceso de enseñar a trabajar un caballo tiene diferentes fases o etapas y que se desarrolla con diferentes tiempos. Para amasar un caballo para su monta, el proceso se puede desarrollar entre uno a tres años , pero para “trabajar un caballo” el proceso puede durar cuatro años en los cuales se trabaja la “boca”, “boca blanda” , “galopes”, “ mano derecho”, “pata izquierda”, “mano izquierda”, “pata derecho”, “cruzar”, “atravesar” Además se incorporar la medicina animal y la herrería de los caballos. Hay especial cuidado con las patas de los animales y las posibles enfermedades y lesiones en los tendones. Asimismo se ocupa de la alimentación de los caballos la cual es realizada con alfalfa y avena. Dispone de diversas canchas de adiestramiento en donde periódicamente entrena a los caballos, que le son encargados por diferentes personas . Generalmente el caballo que adiestra es el caballo chileno que entre otras características tiene una alzada de aproximadamente 1,42 metros , el perímetro torácico es amplio, su cabeza es chica que los especialista denominan “acarnerada”, cuello corto y grueso, “buen adorno de cola y gatillo”, cola corta, abundante y ondulada. Las ancas son dobles y caídas, “anca melón”, no partida, más caída. tiene su cola insertada muy abajo y sumida entre las nalgas. Presenta pechos grandes y duros y sus extremidades son cortas. La preparación de jinetes puede extenderse hasta tres años. Enseñar a montar y “correr“. Uno de los principios básicos es el manejo del “volante” o sea las riendas, para lo cual debe disponer de un animal de “boca blanda”. El jinete debe aprender a “galopar”, “trabajar con las manos y patas del caballo”, “cruzar”, todo lo cual se realiza en las canchas de adiestramiento. También puede incluir la preparación de “colleras” que participan en los rodeos, la cual se hace más compleja su enseñanza y entrenamiento, ya que se debe preparar jinetes para que realicen diferentes roles en la actividad del rodeo.

El caballo ha sido un compañero indispensable para los trabajadores de campo. Con el caballo pueden transportarse largas distancias en menor tiempo, arrear animales y a su vez son utilizados como cargueros. Las diferentes funciones que cumple el caballo para con el hombre hacen indispensable que el caballo sea manso, ya que quien lo monte debe tener el control sobre el animal. Para ello se le debe "domesticar". El amanse es una práctica antiquísima que ha sido realizada especialmente por hombres.



Registros (10)